El Blog de Queen

El sitio de Freddie Mercury, Brian May, Roger Taylor y John Deacon

Brian May: Yo, mi papá y la “vieja dama”

Author: Sin Comentarios Share:

Cuando Brian May era un adolescente, construyó junto a su padre su propia guitarra eléctrica, la Red Special. Es la que él ha tocado en cada album de Queen y hasta tiene su propio guarda espaldas cuando están de gira.
Brian May: ‘Tomó 2 años, y está hecha íntegramente con herramientas manuales, utilizando los material en los que podíamos usar las manos. El cuello (mástil) era parte de una antigua chimenea.”

Es 1963, y en el contexto de la emergente escena del Rock ‘n roll, un adolescente loco por las guitarras está escarbando en su casa junto a su padre, con la idea de construir una guitarra eléctrica. Avanzamos 50 años y este adolescente nerd ha sufrido una metamorfosis para convertirse en Brian May, el “dios de la guitarra” en el corazón de una de las bandas de rock más grandes del mundo, Queen. Y esa guitarra hecha en casa – la Red Special – la que comenzó como un pasatiempo entre padre e hijo ha obtenido un estado icónico. Es la red, o “la dama vieja” (old lady) como Brian le llama cariñosamente, la que tú escuchas en cada álbum de Queen y la que él toca en cada concierto. Es la guitarra en la que tocó el himno nacional de Inglaterra en el techo del Palacio de Buckingham en 2002 para el Jubileo de Oro de la Reina. En giras, tiene su propio guardaespaldas, posee una página dedicada a ella en Wikipedia, y se ha convertido en una marca – Brian May Guitas – produciendo copias accesibles económicamente. Ahora, para marcar el 50 aniversario y para deleitar a los geeks de la guitarra de todo el mundo, May la des-construyó en un nuevo libro que detalla cada tornillo, resorte y herramienta que él y su padre utilizaron. Pero en un nivel más profundo, e importante para Brian, realiza un recuento de cómo la construyó y revela por primera vez la esencia de su cercana pero compleja relación con su padre. Han pasado más de 20 años desde la muerte de su padre, pero cuando hablamos May aún se conmueve al rememorar el hermoso tiempo en aquel taller. “Era sólo un niño que creció en un ambiente bastante protegido en nuestra pequeña casa en Feltham, Middlesex. Papá era un ingeniero electrónico y durante la guerra sirvió en la RAF (Real Fuerza Aérea) donde conoció a mi mamá, Ruth, quien servía en la WRAF (Área Femenina de la Real Fuerza Aérea)“. Después de la guerra ellos se casaron. Ahí nací y él obtuvo un trabajo desarrollando el sistema de aterrizaje para el Concorde. Mi papá podía hacer cualquier cosa. Convirtió nuestra pieza de invitados en un taller donde él construía todos nuestros electrodomésticos incluyendo nuestro televisor”. May dice que él era de los mejores en el colegio, pasando sus exámenes con las mejores notas. Su pasión por la música fue iniciada por su padre quien tocaba el piano y el banjolele por oído. “pero yo desesperadamente quería una guitarra, así que cuando cumplí 7, mamá y papá ahorraron para comprarme una acústica – la que aún tengo – y él me enseñó los acordes en su banjolele. No pasó mucho para que la “electrificase”, conectándola a un amplificador casero. A los 16 estaba desesperado por una guitarra eléctrica como tal, pero no había manera de que la pudiésemos pagar, así que Papá y yo comenzamos a construir una”. El sueño de Brian era construir un instrumento que pudiese “hablarle” y con una buena “retroalimentación”, como él había visto que su héroe Jimi Hendrix lo hacía. Y Harold (su padre) hizo que esto fuese posible, ayudándole a crear los tonos y sonidos únicos que definieron su estilo de música. “Tomó 2 años y fue hecha íntegramente con herramientas manuales”, él dice, “usamos cualquier material que podíamos tener a la mano. El mástil era parte de una vieja chimenea. Realizamos a mano los detalles de los trastes con unos botones antiguos de madre perla y el brazo del trémolo fue hecho de un colgador de maletas de bicicleta, sumándole como tope de la punta la punta de uno de los palillos de tejer de mi mamá!” Era un tiempo especial y nunca discutíamos. Incluso papá hizo el aire azul después de que el cincel se le resbaló y abrió un pedazo grande de la madera. Él nunca se perdonó, era demasiado perfeccionista. Nosotros no teníamos idea de cómo la Roja (Red) [nombrada así por el color de la madera] iba a ser parte importante de mi vida – Incluso la hice para divertirme en casa”. Irónicamente, tampoco pudieron prever que el proyecto que aumentó la pasión de May por la guitarra eléctrica iba a separarlos. Era mientras estaba estudiando mi PhD en astrofísica en Londres que él conoció a Freddie Mercury y nació Queen. “Papá estaba mortificado cuando elegí la banda en lugar de finalizar mi PhD. El creía que estaba botando mi educación. Pero, en el final, la música tira demasiado como para resistirse – especialmente cuando te preguntan si quieres girar con Mott the Hoople. “Cuando Queen estaba despegando, no nos hablamos por casi 2 años. También estaba el hecho de que estaba viviendo con una mujer, quien se convertiría en mi primera esposa, Chrissie. Él creía que era inmoral. Yo no lo podía entender. Parecía que había un conflicto interno en Papá. En cierto nivel él estaba en sintonía con mi música – después de todo él me ayudó a construir la Red – pero en otro nivel él no podía aceptar mi estilo de vida de Rock Star”. La ruptura en la relación tenía un efecto devastante en la salud de su madre cuando ella intentaba hacer las paces. “La llevaba a un colapso nervioso. Yo heredé lo terco de mi padre y ella no podía hacernos ceder. Aún me lamento no haber sido más conciliador, pero Papá y yo nos parecíamos mucho”.
El punto de ruptura vino cuando Queen tocó en el Madison Square Garden en New York el ’77. “Puse a mis padres en un Concorde – en el que mi Papá trabajó pero que nunca habría podido pagarse un viaje – y le dije que era para ver qué pensaba él. Vino con Chrissie y nuestro pequeño hijo, Jimmy. Los puse en un hotel, les dije que ordenaran servicio a la habitación y después del show Papá me dio la mano y dijo “Ok hijo, ahora lo comprendo”. Ese fue un momento fundamental en mi – Necesitaba su aprobación desesperadamente”. Conmovedoramente sólo un poco más tarde May descubriría la razón inicial del desagrado de su papá con su estilo de vida. “Papá me confesó que cuando él se retiró de la RAF le hubiese gustado dejarlo todo y unirse a una banda. Pero me tuvo y necesitaba un trabajo estable. Entendí que le costó aceptar mi elección porque era un sueño que él tuvo que rechazar”. Su padre también intentó  ocultar de él los problemas económicos durante toda su vida. “Cuando niño no me di cuenta lo pobre que éramos. Cuando descubrí que papá aún estaba tratando de pagar su hipoteca casi al final de su vida, simplemente la pagué por él. Pero él no estaba muy cómodo con eso y me contó que sintió que falló porque en una noche yo ganaba lo mismo que él en toda su vida. No era cierto – él era maravilloso. Papá murió de cáncer el ’91 [el mismo año que Freddie], sólo tenía 66 años, era muy atlético y no bebía. Pero fumaba 40 cigarros al día y eso es lo que lo mató”. Mientras Brian estaba en shock después de la muerte de su padre, su madre lanzó otra bomba “Mamá me contó que ellos tenían una relación muy difícil. Pero como niño no tenía idea, sólo me sentía en un hogar seguro y amoroso. Ella sentía que se había vuelto sumisa ante papá, como las esposas lo hacían esos días. Ella se dio cuenta mucho más tarde obtuvo un trabajo en una farmacia y se convirtió en esta gran persona, sociable. “Tuve 10 años maravillosos con mi madre hasta que ella murió repentinamente de un aneurisma a los 76. Desearía que ambos estuvieran aquí, especialmente para celebrar el cumpleaños 50 de la Red. El lema de Papá era ‘si algo vale la pena hacerlo, entonces hay que exagerarlo’ y evidentemente lo hicimos con Queen!. Espero que él esté orgulloso. Desde que murió que he intentado convertirme en una persona que hace una diferencia en el mundo y no sólo a través de la música. Creo que él sonreiría, asentiría con la cabeza y diría ‘hijo, estás haciendo lo correcto'”.
Traducido por El Blog de Queennota original

http://www.theguardian.com/lifeandstyle/2014/oct/18/brian-may-queen-guitar-red-special-dad

Previous Article

Vota por Queen en Ultimate Classic Rock Awards

Next Article

Entrevista a Brian: Queen Forever, la Red Special, entre otras cosas

You may also like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *