19 años

Es el hecho que más debe costar postear acá. Porque uno quisiera recordarlo con alegría, pero la impotencia a veces gana. No debió ocurrir y todos sentimos lo mismo, ¿no? Pero Freddie fue un tipo genial que merece que dejemos la tristeza a un lado, y para eso nos dejó un legado inmenso, capaz de sanar cualquier penita.

A estas alturas, cuando uno ya es un queenero sin remedio, Freddie se convierte en un amigo cercano, nosotros lo entendemos y él a nosotros. Es un encanto de artista y persona. Hasta reía especial. Así que, más que lamentarse (aunque a veces nos cueste), debemos alegrarnos y darle las gracias por vivir. Ya son 19 años sin él. Este otro año tendremos una cifra digna de conmemorar con algo importante… Ojalá algún tributo grande.

No olvidemos que hay un virus dando vuelta, no nos creamos más grandes que nadie, hagamos conciencia de evitar el SIDA. Freddie dejó dinero para una fundación contra este mal, lo sufrió y es otro de sus legados, nadie es inmune a esta enfermedad.

Ustedes ya saben, el día es especial… y sí, nosotros lo hacemos especial, porque queremos y está el gusto en dedicarle un espacio distinto al dientudo. No faltará el fanático extremo que dirá que lo escucha todos los días y que siempre le recuerda, pero más allá de esos comentarios amargos, es inevitable que cada 24 de noviembre tenga un sabor, olor y sentir distinto. Para quienes también lo sienten así les decimos bienvenidas velitas, flores, risas, llanto, análisis, reflexiones, besos, abrazos, gritos de histeria, glamour… pero sobre todo… ¡Canciones!

¡Gracias Freddie por ser inmortal!

Freddie era bien inspirado en sí mismo para componer. Siguiendo esa línea esta es una de las canciones más mercurianas de la historia, su favorita dijo alguna vez, así que a cantarla con todo el corazón.

¡Te queremos mensajero de los dioses!

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=j9ewTBopXVo[/youtube]

Nancy Deacon