A Night At The Opera

¿Noticias? May y Taylor en concierto. Miércoles 17 de noviembre. Más información aquí. Ojo: hace 22 años, Deacon y May participaron en lo mismo.

Uno de mis blogs de cabecera se llama Lluvia de estrellas en la lobería (La música de ‘El Casino’). Como consumo música todo el tiempo y me gusta escuchar de todo, páginas como ese gran blog son de mi completo agrado. Su autor, un melómano con conocimientos variados e increíbles, escribió un portentoso artículo sobre el disco más célebre de Queen: A Night At The Opera. Para el lector ávido de conocimiento, esta crónica le será muy útil. Los invito a leerla:

_________________________________________________________________

A Night At The Opera

A Night at the Opera fue el cuarto álbum de estudio de Queen, publicado por EMI en 1975, y archi famoso por contener el tema Bohemian Rhapsody.

Después de terminar su álbum Sheer Heart Attack (1974), los integrantes de Queen hicieron una pequeña gira inglesa y, tras unas cortas vacaciones, se encerraron en los estudios Elstree, en Hertfordshire, a preparar un nuevo proyecto. Pero al cambiar de discográfica y firmar con EMI pudieron disponer de un más alto presupuesto y utilizar estudios de la alta calidad.

Así, las sesiones de preparación del nuevo disco comenzaron el 24 de agosto de 1974 en los estudios Rockfield, al sur de Gales, en las que grabaron las pistas de fondo de los nuevos temas (piano, bajo y batería). Después se fueron a Londres y alquilaron simultáneamente los estudios Olympic, Sarm, Scorpio y Lansdowne, así como la sala de conciertos Roundhouse. La razón por la que alquilaron varios estudios es que uno o varios de los integrantes de la banda podían estar trabajando en un tema, y los demás en otro, al mismo tiempo, sin necesidad de sentarse a esperar que cada uno terminase.

Y también está que algunos estudios tenían mejor sonido para una cosa pero no para otra: a Queen nunca le gustó como quedaban las voces en Rockfield (en Gales), así que cuando se trataba de cantar grababan en Londres; el eje central de este álbum fueron los estudios Sarm (después llamados Sarm East), que contaban con una excelente acústica debido a que fueron diseñados por un pianista profesional y se habían usado entre otras cosas para grabar el famoso musical Rocky Horror Picture Show unos años antes. Todo el álbum fue mezclado ahí, y se realizaron numerosas grabaciones, incluyendo partes de The Prophet’s Song y Death on Two Legs.

De todo aquello salió “A Night At The Opera”, un álbum que debe su nombre a la película de los Hermanos Marx, Una noche en la ópera, que los Queen vieron una noche en el estudio durante la grabación del disco. 12 temas fueron incluidos en las dos caras de este LP, toda una obra maestra, y uno de los mejores discos jamás grabados:

1. “Death on Two Legs (Dedicated To …)“, escrito por Freddie Mercury, y es una especie de carta de odio hacia el ex administrador del grupo, Norman Sheffield, que les ninguneó descaradamente desde su papel como gerente de 1972-1975. Aunque no hay referencias directas a él al escuchar la canción, Sheffield intentó demandar a la banda por difamación, y esto reveló el sentido de la letra. En vivo, Mercury solía dedicar la canción a un verdadero hijo de puta real, aunque esta frase fue censurada por EMI en la versión que apareció en su doble disco en directo Live Killers, de 1979.

En Classic Albums, un documental sobre la realización de “A Night At The Opera”, Brian May cuenta que la banda quedó sorprendida por lo mala leche de la letra escrita por Mercury, aunque una vez grabada no se siguieron los consejos de la compañía y se publicó tal cual.

Al igual que con Bohemian Rhapsody, en “Death on Two Legs (Dedicated To …)” la mayoría de las partes de guitarra se desarrollaron antes por Freddie en el piano, ya que éste quería enseñar a Brian May la forma en que quería que las ejecutase en la guitarra.

“Death on Two Legs” se mantuvo en el setlist de temas en directo hasta la gira The Game Tour, en 1980, en que dejaron de tocarla.

2. “Lazing on a Sunday Afternoon” es otra canción de Mercury. Tocó el piano e hizo todas las voces. La voz principal fue grabada primero en estudio, y después reproducida a través de unos auriculares dentro un cubo de lata. Un micrófono recogió el sonido que salía del cubo, y así se logró el efecto megáfono de la voz de Freddie. El solo de guitarra se registró en la pista de voz, y así fue como el productor Roy Thomas Baker logró ese sonido tan particular.

3. “I’m in Love with My Car” lo escribió en batería Roger Taylor, y es una de las letras más famosas de Queen. Brian May en un principio supuso que la canción era una broma, ya que no pensó ni por un momento que aquella maqueta de Taylor fuese un tema para el disco. Es una canción dedicada por Roger a su coche, un exquisito Alfa Romeo, y también a un roadie de la banda, Jonathan Harris, cuya moto Triumph TR4 era el amor de su vida. Las revoluciones del sonido de motor que suenan en la canción son las del Alfa Romeo de Roger.

Taylor tocaba también la guitarra en la demo original, pero más tarde fue re-grabada por May. La voz y la mayoría de los fueron cantados por Roger Taylor, con el apoyo de Freddie Mercury y Brian May en las segundas voces.

“I’m in Love with My Car” se publicó como cara B del single “Bohemian Rhapsody”.

La canción fue interpretada en vivo con frecuencia durante el periodo ’77-’81 (Taylor cantaba y tocaba la batería, mientras que Mercury tocaba el piano y hacía los coros) y fue recuperada para el Queen + Paul Rodgers Tour, en 2005, y el Rock the Cosmos Tour, en 2008. Roger siempre la toca en sus conciertos en solitario, pero en lugar de la batería toca la guitarra rítmica.

4. “You´re my best friend” la escribió John Deacon (la compuso mientras aprendía a tocar el piano), y también fue uno de los singles de “A Night at the Opera”. La grabó con un piano eléctrico Wurlitzer (cuyo sonido calificó Mercury de horrible). La letra fue escrita para su esposa, Verónica Tetzlaff. En el video musical, Deacon toca un piano de cola, y es una de las únicas veces en que se le puede ver tocando un instrumento distinto de su bajo. También “You´re my best friend” fue la primera cancion escrita por John Deacon en ser Top 10 en las listas.

5. “’39“, original de Brian May, quien intento hacer un poco de ciencia-ficción con el género skiffle. Fue la cara B del single “You´re my best friend”, y es una de las canciones más populares de la banda. “´39 “, relata la historia de un grupo de exploradores del espacio que se embarcan en un año de largo viaje. A su regreso cuentan que han pasado 100 años viajando, y que toda su familia y amigos ya están muertos, debido a la la dilatación del efecto espacio-tiempo explicado por Einstein en la Teoría de la Relatividad Especial. La voz solista es de May, y los coros de Mercury y Taylor.

Queen la interpretó con George Michael en el Freddie Mercury Tribute Concert, en Londres.

6. “Sweet Lady” es un tema bastante hard, escrito por Brian May. Riff fuerte de guitarra, alejado del desdén romántico del autor.

7. “Seaside Rendezvous“, escrito por Mercury, interpretado en su totalidad por Mercury y Taylor, que recrean instrumentos con la voz. Mercury imita instrumentos de viento y Taylor, en su mayoría, instrumentos de metal. Freddie toca en este tema dos tipos de piano, el piano de cola y el honky-tonk, con el que ejecuta un tintineo.

8. “The Prophet’s Song” fue compuesto por May. Escribió la canción después de un sueño que había tenido mientras se estaba recuperando de una gripe durante la grabación del LP “Sheer Heart Attack”, y del que sacó otras letras. Pasó bastantes días montándola, ya que el tema incluye un solo vocal cantado primero por Mercury, y después junto a Taylor y May. Con más de ocho minutos de duración, es la canción más larga de Queen (sin contar “Untitled”, una pista instrumental del álbum “Made in Heaven”).

Según cuenta Brian May la aceleración de efecto que ocurre en el medio del solo de guitarra se logró a partir de un trucaje de la cinta, pasando la grabación de una a otra.

El sueño que tuvo Brian May trataba sobre el diluvio universal, por eso la letra hace referencias a la Biblia y el El Arca de Noé.

9. “Love of My Life“, fue escrito por Freddie Mercury para su amiga Mary Austin, y de ella se han grabado versiones por parte de los Extreme, con Brian May, los Scorpions, y Elaine Paige. Mercury tocaba el piano y hacía todas las voces, con una sorprendente precisión de multi-tracking. Brian May toca el arpa y una Gibson Hummingbird acústica.

“Love of My Life” fue el tema favorito de los conciertos de Queen, en el que Mercury dejaba de cantar y permitía a la audiencia tomar el relevo. Fue especialmente bien recibida en los conciertos en América del Sur, y la banda lanzó la canción como single. Tras la muerte de Freddie y la incorporación de Paul Rodgers como cantante de Queen, es el público quien canta “Love of My Life” en los conciertos. El grupo solo ejecuta la música.

10. “Good Company” fue escrita y cantada por Brian May. Todas las voces son de él, que también toca el ukelele.

La grabación es notable, es como una recreación de una Dixieland, estilo una banda de jazz. La canción es una especie de cuento, con máxima: la historia de un hombre, que a temprana edad, fue aconsejado por su padre para cuidar de los que amas, y así mantener la buena compañía. En sus años de juventud, el hombre sigue el consejo de su padre, de mantenimiento de sus amigos y se casó con una chica llamada Sally. Sin embargo, después de su matrimonio, empezó a perder interés en sus amigos, que desaparecen gradualmente. A medida que crece, se vuelve cada vez más hábil y dedicado a su ocupación. Largas noches de trabajo y comienza descuidar a su familia. Totalmente dedicado a su negocio, su esposa le abandona. La canción termina con el protagonista como un hombre de edad, fumando su pipa y reflexionando sobre las lecciones de su vida, solo, sin poder compartirlas con nadie.

Una de las canciones más filosóficas de Brian May.

11 – Freddie Mercury escribió la mayoría de “Bohemian Rhapsody” en su casa en Holland Road, Kensington. Un tema escrito al margen del grupo, que Freddie tenía en la cabeza antes de las sesiones de grabación del disco. Una referencia a la ideología del rock contemporáneo, el individualismo, la bohemia del mundo de los artistas, y la rapsodia, la afirmación de los ideales románticos de arte rupestre.

Mercury la concibió como un simulacro de ópera, algo fuera de la norma de las canciones de rock, y que sigue una lógica de ópera cierta: alternancia de coros y voces de múltiples seguimientos, con solos, emociones excesivas, y una trama confusa.

“Bohemian Rhapsody” fue grabada durante tres semanas, en el Studio Rockfield 1, cerca de Monmouth, el 24 de agosto de 1975, tras los ensayos en Herefordshire. Se completaron las grabaciones en los estudios Roundhouse, SARM (este), Scorpion y Wessex. Según los miembros de la banda, Mercury estaba mentalmente preparado de antemano para realizar este tema, y dirigió la banda en toda la grabación. Mercury usó un piano Bechstein “gran concierto”, el mismo que aparece en el video promocional y que usó en la gira posterior del Reino Unido. Era el piano más caro hecho nunca y “Bohemian Rhapsody” sigue siendo una de las grabaciones más elaboradas en la historia de la música.

May, Mercury y Taylor, cantaron sus partes vocales durante diez o doce horas al día, grabando en total 180 pistas extra por separado. Fue la primera vez que se usaron cintas analógicas de 24 pistas, necesarias para el registro de los tres overdub, el “rebote” y las sucesivas sub-mezclas. Estas cintas eran de octava generación, distintas a las usadas en otras secciones, y que tuvieron que ser empalmadas, haciendo cortes con cuchillas de afeitar y montados en la secuencia correcta usando cinta adhesiva.

La canción se compone de seis secciones: introducción, balada, solo de guitarra, ópera, rock, y final. Este formato, con cambios bruscos en el estilo, el tono y ritmo, era inusual en la música rock. “Bohemian Rhapsody” contenía referencias veladas a los traumas personales de Mercury. Freddie era una persona muy compleja: frívolo y divertido, pero que disimulaba las inseguridades y problemas de su infancia. Él nunca explicó la letra, pero contenía mucho de sí mismo. En un folleto del disco “Greatest Hits” publicado en Irán se explicaba que “Bohemian Rhapsody” es una historia sobre un joven que accidentalmente mata a alguien y, como Fausto, vende su alma al diablo. En la noche antes de su ejecución, habla a Dios en árabe, y le dice “Bismillah”, y con la ayuda de ángeles recupera su alma de la Shaitan.

A pesar de esto, los críticos siempre han especulado sobre el significado de la letra de la canción. Algunos creen que la letra describe a un asesino suicida perseguido por los demonios y describen los acontecimientos que precedieron a una ejecución. Probablemente Freddie se inspiró en Albert Camus, en su novela “The Stranger”. En ella un joven confiesa un asesinato impulsivo y tiene una aparición antes de su ejecución.

“Bohemian Rhapsody” comienza con una estrecha armonía y una introducción a capella. Un complejo de grabaciones de múltiples pistas de Mercury, aunque el vídeo muestra a los cuatro miembros de Queen haciendo el playback de esta parte. Después de 15 segundos, el piano de cola hace su entrada, y la voz de Mercury se alterna con el de otras partes vocales. El narrador se presenta como un pobre muchacho, pero declara que no necesita ninguna lástima.

El piano sigue y entra Deacon al bajo, y el cambio de voz muestra a un apasionado Mercury. El narrador explica a su madre que ha matado a un hombre, con una pistola, de un tiro en su cabeza, y piensa que ha tirado su vida por la borda. A medida que la balada entra en su segunda estrofa, el narrador se muestra cansado y se prepara para enfrentar la verdad y admite que no quiere morir. (para muchos adolescentes estas frases pueden describir las sensaciones físicas de despertar sexual y las emociones contradictorias que los acompañan).

Llega el solo de guitarra, que sirve como el puente de la balada a la ópera. Una rápida serie de cambios rítmicos y armónicos introduce una pseudo-sección media de ópera, que contiene la mayor parte de la elaboración de varios vocales de seguimiento, que representa el descenso del narrador en el infierno. Si bien se mantiene el pulso fundamental de la canción, la dinámica varía mucho, de la voz sólo acompañada por un piano de Mercury, a un coro de voces múltiples apoyado por batería, bajo, piano y timbales. El efecto de coro fue creado por May, Mercury y Taylor suben el tema hasta el límite: “Magnifico” y “Let Me Go”… Referencias en este pasaje son Scaramouche, fandango, Galileo Galilei, Figaro y “Bismillah”. La sección concluye con un tratamiento coral completo de la lírica, Belcebú…

La sección de ópera conduce a un hard rock agresivo con un interludio musical de riff de guitarra, escrito por Mercury, que ahora canta con ira, dirigida a un indeterminado usted, acusándolo de la traición.

Y se acerca el final. Mercury canta varias octavas en forma ascendente y la canción vuelve al tono de la introducción. Una guitarra acompaña el coro de “ooh, ooh sí, ooh sí”. La estrofa final es seguida por el sonido silencioso de un Tam-Tam que, finalmente, expulsa a la tensión acumulada durante toda la canción.

“Bohemian Rhapsody” se publicó en single en la navidad de 1975, y a pesar de su duración (5 minutos y 55 segundos) fue un éxito en todo el mundo, permaneciendo como número 1 en Reino Unido durante 9 semanas. El video clip fue dirigido por Bruce Gowers, y abre con los cuatro miembros de la banda en la oscuridad cantando la parte a capella, con una imagen inspirada por una fotografía de la actriz Marlene Dietrich.

El video fue editado en cinco horas y enviado a la BBC tan pronto como se terminó y salió al aire por primera vez en Top of the Pops en noviembre de 1975. Después de unas semanas en el número 1, el video se volvió a editar.

“Bohemian Rhapsody” es una auténtica maravilla, una pieza que revolucionó la música, y una de las mejores canciones de todos los tiempos.

12. “God save the Queen”. Brian May grabó el himno en 1974, antes del “Sheer Heart Attack” tour, ejecutando capas de guitarra, una de las técnicas que le distinguen como uno de los mejores guitarristas de rock. Es además un homenaje a Jimi Hendrix.

En su momento el álbum “A Night at the Opera” fue el más caro jamás registrado, y producido por Roy Thomas Baker. Ha sido reeditado en varias ocasiones, con bonus y un DVD, y es una obra maestra del rock.

_________________________________________________________________

Agrego algunas cosas: Carolina, en nuestra página de Facebook, sugirió algunos datos muy útiles para discrepar con parte del relato. Por ejemplo, en Bohemian Rhapsody, el autor dice:

El narrador se presenta como un pobre muchacho, pero declara que no necesita ninguna simpatía.

Esto lo dice por el siguiente verso de Bo Rhap:

I’m just a poor boy, I need no sympathy

Existe un fenómeno lingüístico llamado falso amigo. Esto alude a las palabras, en un idioma ajeno al nuestro, que son parecidas a algún vocablo del idioma del hablante. El autor del post creyó que, al hablarse de sympathy, Freddie se refería a la simpatía. Tremendo error. En realidad, lo correcto es hablar de la palabra lástima. ¿Quieren ejemplos? Aquí tienen.

Así como nuestra lectora nos explicó lo escrito anteriormente, también tiene legítimas dudas sobre el autor de la letra de You’re My Best Friend. El autor dice:

La letra fue escrita por su esposa, Verónica Tetzlaff.

Podemos suponer, sin temor a equívocos, que acá se quiso decir PARA en vez de POR.

No era mi idea alterar el contenido del melómano blog, pero ahora es necesario hacerlo, en vista de los errores ya citados. Y para despejar toda duda, en el texto remarqué con color anaranjado las palabras usadas para corregir .

Muchas gracias a Carolina por estos alcances. Y también por darse el tiempo de leer completo esto… espero que nuestros lectores hagan lo mismo, es la humilde recompensa que tenemos los que hacemos el blog 🙂

Fuente del relato: Queen.