La consecuencia de Deacon (y algo más)


Desde mis inicios en el queenerismo, siempre he manifestado mi clara predilección hacia dos de los integrantes de la Reina: Mercury y Deacon. Y quizás esto de mi preferencia hacia la persona de John me ha convertido en un queenero algo atípico para muchos, y no sólo por eso, sino también por ser crítico de la banda en más de una ocasión, críticas que los intolerantes a veces no quieren asimilar. Sí, soy un queenero algo disidente y lo asumo.

Y recalco lo de atípico con lo de Deaky porque las preferencias entre los fans se repartan mayoritariamente entre Roger, Brian Harold y el bigotudo zanzibarí. No es fácil hallar admiradores de un típico caso de alguien que cultive un perfil quizás muy introvertido. Al menos eso aparentaba.

Deacon no sólo gustó por su peculiar estilo de manejar su Fender. Hay un plus innegable en John Richard que no se ha analizado aún en el blog, y no hablo precisamente de haber creado el tema más vendedor de Queen: AOBTD. Hablo de su consecuencia. Consecuencia que ha sido tema de debate entre algunos fanáticos que defienden, sobre todo, a May y Taylor. Esto apunta más que nada al caso Queen + Paul Rodgers, aunque sabemos que el alejamiento deaconiano de Queen fue hace ya bastante tiempo.

No me quiero prolongar mucho, así que iré directo a la acción. Hace algún tiempo conversaba con Nancy, admiradora del Sr. Deacon. Le propuse que comentara para nosotros, los lectores, su punto de vista sobre la eventual consecuencia que tuvo Deacon al alejarse de todo lo que oliera a Queen. Antes de irme a roncar anoche, recibí su testimonio. Ahora lo reproduzco fielmente, sin cambios… lo único que hice fue aplicar un título para la crónica. A mí por lo menos me gustó mucho el texto de Nancy, así que ahora los dejo para que lean esta genial crónica. El texto no sólo habla de la consecuencia y lealtad deaconiana, sino que defiende la imagen del bajista que muchas veces fue ninguneado por algunos fans zoquetes. Comencemos:

La consecuencia de Deacon (y algo más)

Por Nancy Deacon

¡Oh John! ¡Dónde estás!

Vaya tareíta que me ha encargado el señor Nano: hablar de John Deacon y su consecuencia… hasta ahora no conozco alguien tan deaconiano como yo, así que con gusto escribiré, aunque sé que me expresaré más de la cuenta.

Y algunos dicen que no lo echan de menos… me niego a creerlo, es un desprecio injusto, Queen es la banda magnánima que conocemos gracias a que sus integrantes fueron escogidos con pinzas, nunca habría surgido de tener otros músicos, a la Reina no le fue tan bien hasta que llegó el bajista indicado… y John aportó no sólo musicalmente, entregó saberes de electrónica en los principios del grupo, se preocupó de los negocios de la banda, y ha decidido ser fiel a la imagen clásica de Queen. Una lealtad obstinada que parece molestar a muchos, pero que es sincera. Y es que no se trata de que falte Freddie… los exacerbados fans de May y Taylor siempre defienden que sigan tocando contra viento y marea, y yo me uno a la moción, siempre cuando reconozcamos que cometieron ciertos pecados imborrables que hasta hoy son el blanco de burlas para nosotros los fans, como: tocar con Five, grabar el comercial de Pepsi con Britney Spears y Robbie Williams, con quien además grabaron “We are the Champions”, canción compuesta por Freddie… no digamos que esto es motivo de orgullo para los queeneros, y menos para Deacon que calificó este último asunto como “rubbish” (basura). En sus exactas palabras fue esto:

Roger and Brian got together to do the song with Robbie Williams but I told them I had retired. I didn’t want to be involved with it and I’m glad. I’ve heard what they did and it’s rubbish. It is one of the greatest songs ever written but I think they’ve ruined it. I don’t want to be nasty but let’s just say Robbie Williams is no Freddie Mercury. Freddie can never be replaced – and certainly not by him.

Y en español eso es:

Roger y Brian se reunieron para hacer la canción con Robbie Williams pero les dije que yo me retiraba. No quise estar implicado en ello y me alegro. He oído lo que ellos hicieron y esto es una basura. Esta es una de las mayores canciones alguna vez escritas, pero pienso que ellos la arruinaron. No quiero ser grosero, pero dejen decir que Robbie Williams no es ningún Freddie Mercury. Freddie nunca puede ser sustituido y seguramente no por él.


Que John no era precisamente un tipo al que le gustara figurar es algo sabido por todo queenero, eso mismo lo hace ser consecuente y no preocuparse del “qué dirán”. Ha desaparecido de los medios y ni siquiera quiere participar de los proyectos de remasterización y las versiones cuadrofónicas, en otras palabras: se cansó. No odia a Paul Rodgers, de hecho “All Right Now” es una de sus canciones favoritas, y compartió con los compañeros de Free y Bad Company, así que no es por el doble de Chuck Norris que no continua tocando. Yo creo que sus razones son más que suficientes para él, y como pocos creo que los integrantes de Queen no pueden vivir pendientes de nuestros deseos y cumplirlos para no ser odiados, por tanto respeto su opinión.

A Deacon no le gustaba la fama, pero de tímido no tiene nada, basta ver los documentales y reportajes, siempre sale bailando, hablando y haciendo cosas absurdas, en fin, el tipo era gracioso, y ese humor lo impregnaba en sus composiciones también. Siempre estuvo abierto a la música funk, gustos exóticos para los rockeros May y Taylor, a quienes finalmente contagió de sus influencias, pero ese punto de diferencia junto a la pomposidad y parafernalia de Freddie hicieron que Queen sea inigualable, todos los estilos juntos sin poder ser etiquetados en uno sólo, un logro alcanzado por The Beatles y… y quién más? Nadie que se me ocurra en este momento, los demás están encasillados en su estilo (lo que no significan que sean malos, prefiero aclarar).

Deacon siempre ha deseado éxito a Brian y Roger con los proyectos queeneros, aún sin participar de los mismos. Entre sus razones también está el amor, tuvo bastantes problemas con su adorada esposa Verónica por quitarle tiempo a la familia en los 20 años de carrera de Queen, eso mismo le pasó la cuenta y descubrió que quiere dedicar su vida a los suyos… para eso tiene 6 hijos (lo que no es menor). No por nada John dijo una vez que la vida matrimonial y ser músico a la vez era una vida esquizofrénica. Cabe destacar que es el único que sigue casado sin separarse ni divorciarse, todo un logro al parecer.

Un par de veces leí que alguien alegaba porque John seguía recibiendo dinero por el uso de sus canciones, y yo no pude evitar pensar cosas un tanto ofensivas hacia los ignorantes comentaristas, creerán acaso que Yoko Ono no recibe el dinero de John Lennon después que murió, o que Peter Gabriel no gana a costa de lo que compuso cuando estaba en Genesis, ¿ah? Si la gente tiene del año que le pidan, es lógico que Deacon reciba dinero por sus hits, así pasa también con la herencia de Freddie. Que John haya decidido jubilarse no quiere decir que se le quite la autoría de los temas… cosas absurdas que vale la pena explicar por si algún ser humano piensa tan estúpidamente aún.

No niego mi tremenda emoción de ver a May y Taylor hace un par de meses, mi fanatismo de 12 años creció aún más en vez de tranquiliz

arse, pero no pude dejar de pensar en: ¡Por qué no está John! Y cómo hacía falta Freddie… No tengo ninguna objeción profesional acerca del señor Miranda, pero John Deacon le compuso de antemano todo, y en las canciones del Cosmos hacen falta los bajos sorprendentes, no por virtuosismo, sino por dedicar la nota correcta y tener una línea musical impredecible, estilo exclusivo de Deacon, y nada de esto me nace decirlo así como así (porque no faltará el que alegue sobre mis conocimientos), yo toco bajo también y sé de lo que hablo, y varios músicos coinciden en ese talento especial de John.


¿Dónde estará Deacon?, yo me imagino que jugando videojuegos con sus hijos como lo expresó alguna vez, en su casa… ¿dónde está su casa?, buena pregunta, algunos creen en Surrey, Gran Bretaña, y otros piensan que en Australia, pero nunca he podido comprobar estas ideas… misión imposible, si algún lector quiere averiguarlo adelante y nos avisa. Quizás volvió a su pueblo natal: Leicester, no hay como saber por ahora.

Y si algún día John Deacon se cansa de tener una vida feliz junto a su familia y logra aceptar unirse a Queen menos 2 más Paul Rodgers, habrán varios agradecidos. Sin embargo, ahora no queda más opción que aceptar su compromiso consigo mismo de no aceptar reemplazos de Freddie (y para ello la banda no se podría llamar Queen porque fue Mercury quien dio el nombre) y posiblemente, creo, él no dejará de ser el consecuente que ha sido hasta ahora.

Nancy, simplemente mille grazie 😉

Ahora es el turno del fan para que comente esto, para que analice si efectivamente lo que hizo Deacon con su alejamiento fue algo valorable. Eso sería todo por el momento, pero me permitiré antes de irme refrescarles la memoria, dejándoles algunos links deaconianos:

Deacon pasándola bien
Éste es John Deacon
John Deacon en Budapest
La evolucion deaconiana
¿El “auténtico” John Deacon?

Bendiciones para todos. Adiós, y muchas gracias a Alan por facilitarnos la foto que encabeza el post 😉

Del archivo de EBDQ: Las Palabras de Amor.

Un día como hoy: en 1988, Roger Taylor aparecía en la BBC para promocionar el single Heaven For Everyone, de The Cross (ver video de asquerosa calidad).

¿Más de Queen?: en Brasil también saben lo que es bueno.

La Reina no lo es todo: todo lo que pueden hacer los petrodólares (o “lo maravilloso y moderno que es Dubai“)