Freddie en vivo, ¿a la altura?

Photobucket
En Turquía también disfrutaron de la buena música

Hablar de Freddie Mercury ameritaría, al menos, ponerse de pie. El maestro es especial para nosotros por varias razones de peso: lideró nuestra banda predilecta por más de 20 años, su voz nos cautivó hasta la saciedad y, por sobre todo, nos cambió la vida con su música. Aprendimos a querer a Queen gracias a lo que fue él: lo más grande. Ese fue Farrokh Bulsara, el asiático que nació en África pero que vivió la mayoría de su vida en Europa. Parecía un hijo pródigo de la ONU. Era el auténtico e innegable rey de la fiesta.

En vivo, Mercury era toda una estrella. Irradiaba una empatía inusitada. No se trataba solamente de cantar cientos de veces los mismos temas de siempre: Bulsara llamaba la atención del fanático con sus extravagantes prendas, sus gesticulaciones en escena y sus ya clásicas improvisaciones. El maestro se daba la licencia de hacer cosas que nos caerían mal si la hiciera otra persona. En efecto, si el bigotudo lanzaba agua de su vaso al público, nosotros le festejábamos. ¿Se imaginan a Paul haciendo eso mismo?. Mínimo se ganaría la desaprobación o un certero improperio de algún admirador queenero. Simplemente, química es lo menos que hay para ese suceso.

Freddie congratulado, todo bien, bendito. Pero no todo podía ser perfecto. ¿Why?. Lo que todos sabemos pero que no hemos criticado es su voz en vivo. Por algo va el título. Si bien era una delicia escuchar los agudos inverosímiles de Mr. Mercury en los discos, la cosa en los conciertos no era tan exquisita como quisiéramos.

Me centro en muchas opiniones que he recibido en mi diario vivir. Típico es en mí ver y escuchar conciertos de Queen en los 70 y 80. Y típico es también el hecho de recibir comentarios casi a modo unánime sobre la voz del gurú: Freddie Mercury en vivo dejaba mucho que desear. Las respetables opiniones de los que saben poco y nada de Queen algo de cierto tienen: Bulsara no estuvo a la altura de lo que fue su voz en los discos. ¿Acaso la vara era muy alta cuando escuchábamos los vinilos, cassettes y CDs con la cautivante voz de Freddie?

No se trata de un concierto aislado, eran bastantes. Quizás el hincha típico fundamentalista y defensor acérrimo de todo lo que haya hecho Freddie en vida desapruebe ese juicio válido. Pero la cosa es que tan lejana a la realidad no está esa sentencia. Y me he puesto a pensar por qué pudo pasar eso. No sé, quizás era una irrespetuosa falta de profesionalismo para con el público dar lo mejor de sí y ocupaba sólo esfuerzos tímidos, o quizás de sus movimientos enérgicos en escena provocaba una merma en su rendimiento vocal. O simplemente, no se la podía y punto.

Cuando no nos conviene, siempre se dice que hacer comparaciones es odioso. Y es más odioso aún cuando nos ponemos a revisar nombres de grandes colosos musicales que rendían al máximo en vivo, casi a la altura de sus trabajos discográficos. Freddie no nos demostró plenamente eso. Sus desafinaciones durante su carrera en vivo fueron bastantes. Algunas, groseras. Claro, intepretaciones fenomenales las hubo, obvio. Pero, al menos en mi caso, pienso que esas mismas performances pudieron ser más.

La pregunta es demasiado simple en esta ocasión:

¿Qué les parecía LA VOZ DE FREDDIE MERCURY EN VIVO?. ¿Era realmente BUENO EN VIVO?

Ya muchachos, eso es todo por el momento. Reabro los comentarios para este post. Y ojalá los que vengan también tengan permitida la opción de las réplicas y opiniones. Recuerden: sigan votando por EBDQ. Gracias de antemano.

Del archivo de EBDQ: Mustapha es uno de los temas más bizarros de Queen. Ha sido la duda de muchos el tema del idioma de la canción. Muchos suponen que todo está en árabe. En este artículo del archivo hay respuestas para ello.