El atractivo de Freddie Mercury


Al leer el título, uno ve con cierta peligrosidad y sospechas raras al autor del post, o sea, yo. De este tema no debería hablar, es algo que no me compete, pero voy a ir contra mis principios.

¿Por qué?.

De por sí, a algún queenero este post le podrá parecer banal, desubicado para un hombre y/o sin sentido, no apto para este blog, pero me quiero remitir a este asunto porque el tema surgió de súbito en más de alguna de mis conversaciones triviales.

Les explico: cuando ustedes hablan de Freddie, ¿qué mencionan los demás?. Siempre se sacan a relucir 3 facetas disímiles del maestro:

  • Su sexualidad
  • Su voz
  • Su atractivo físico

OK. Es comprensible. Típico es cuando hablan pestes de Freddie. Que era maricón, que le “gustaba por Detroit” y todas esas estupideces que ya me las sé de memoria. Podrá ser cierto pero eso ya es tema repetido. Pero mucho gusto me da cuando hablan de su voz. Gente que casi no conoce nada de Queen siempre habla bien de la tremenda voz de Bulsara. Sin embargo, el último tópico que destaqué fue lo de su apariencia física.

Vaya extrañeza. Han habido muchas opiniones de féminas que han hablado de lo apuesto y varonil que resultó ser, para ellas, Freddie. Asimilando, obviamente, la imagen del Freddie de mediados de los ochentas, que es la imagen más familiarizada que tienen los “no queeneros” sobre Mercury.

Pero como en mi casa han visto a Freddie en todos sus “looks”, por culpa de los videos que he visto muchísimas veces, mi madre y mis hermanas pueden opinar con autoridad del tema. A mi vieja le atraen, entre otros, tipos como Kevin Costner, Sandro, Eduardo “Gato” Alquinta, Robert De Niro, y ella me confesó que sus imagenes ideales del “maestro” son dos: la típica del Freddie del video de “Crazy Little Thing Called Love” y en su época de “The Great Pretender”. Le gusta y harto. En la faceta de The Great Pretender, ella destacaba su elegancia. De repente en la mesa me conversaba que él era guapo y viril. Y yo, no podía acotarle nada, obviamente, sería algo desubicado de mi parte.

    A una de mis hermanas, fan de Vicentico, Tiziano Ferro, Viggo Mortensen, Ville Valo y Johnny Depp, también le parece pintoso Farrokh. Ella opta por la imagen más “clásica”, algo así como lo de la foto de abajo:

    Sorprendente es para mí que esos dos ejemplos familiares (porque hubo otros de gente que no comparte ni una pizca de sangre conmigo) hayan hablado tan bien de Freddie, sobre todo, si uno ve fotos como ésta:

    Festejano el segundo puesto

    Uno ve al segundo niño de la foto y piensa de inmediato que no tendría futuro. Así y todo, Freddie nos tapó la boca a todos.

    Ya es incómodo para mí hablar del tema, no me corresponde. Así que lo mejor para mí es reproducir el fiel testimonio de una fanática de Freddie, conocida por muchos en la “órbita queenera”. Hablo de la ROCÍO, más conocida como Chio o Rockcio, una simpatiquísima fan acérrima y consumada del maestro Bulsara, que me presentó su aguda punto de vista sobre el tema. Ella les podrá hablar mejor que yo. Si yo tuviera que hablar del atractivo o encanto físico de alguna fémina famosa, daría una espectacular cátedra sobre el asunto. Pero como el aludido es un hombre, mejor cierro mi hocico. A mí me gusta sólo lo que huela a progesterona: las mujeres.

    Así como mi idolatría hacia el maestro es netamente musical y/o humana, la Chio opta también por el lado meramete físico. Es entendible en su caso.

    Si alguien gusta leer la opinión certera de una queenera sobre este tema, lea a continuación las sabias palabras de la Chio:

    El atractivo de Freddie Mercury

    By Rockcio.Mercury.

    ¿Que hable del atractivo físico de Freddie?, difícil pregunta y para comenzar quiero identificar a dos tipos de enamoradas, la primera de ellas es la que se fija y “ama” a Freddie partiendo de su físico, aquella que encuentra en él las características que desea en un hombre, o sea atracción física primero que todo, y que a partir de ella comienza a amar su carrera como artista. La segunda y a mi parecer más importante es aquella que se enamora de la voz, de la trayectoria, música y genialidad antes que nada, y partiendo de esa base comienza a amar a Freddie en lo físico, es en esta categoría en la que me considero estar yo, es la de la real fanática que antes de todo comienza a amar desde su voz hasta pasar finalmente por su físico.

    Si comenzamos a analizar de frentón lo que podemos destacar del físico de Mercury, y lo que lo hace atraer a las mujeres, diríamos algunos puntos bien marcados, dividiendo en épocas:

    Época de los 70’s:

    Cabello largo, estilo algo femenino, vestimentas atractivas de diversa creatividad, extravagantes, glamorosas, uñas negras, estilo. Mallas ajustadas, un cuerpo delgado que se mueve por el escenario sin mayor dificultad. Época de pantalones cortos, los cuales muestran sus bien formadas piernas, largas y musculosas, al igual que sus brazos bien marcados, un pecho que se deja ver a través de sus mallas, con destacados y notorios bellos, fácilmente atractivos para las féminas. Ojos penetrantes, delineado negro, profundidad, y sensibilidad notoria.

    Época de los 80’s:

    Cabello corto, de buen manejo, bigote caballeroso, ojos profundos de mirada perdida pero a la ves intensa, pantalones ajustados de cuero o tela… avanzando más, pantalones de tela más sueltos, pero que dejan marcada su parte trasera, la cual también atrae a las mujeres, voz más trabajada, algo más ronca, profunda. Seguimos con pecho sin trabajar, sin musculatura notoria (a excepción de sus brazos) pero atractivo para la mujer corriente, facilidad de movimientos en el escenario, show más trabajado y dominación total del público.

    Pero también hay algo que al menos para mi es mucho más importante, cuando una Queenera entra recién al mundo del fanatismo lo hace escarbando entre páginas y más páginas de información, encontrando imágenes de pinturas hechas por Mercury a lo largo de su época juvenil, frases dichas, videos de danzas, costumbres, y miles de detalles que hacen que uno se enamore de su personalidad, amas cada pelo pero también cada pensamiento, cada acción que él decidió hacer, amas cada vez más lo que él es, esa mirada de Mercury, LA mirada que a todas envuelve, los simples saltos de un lugar a otro, ya no es su ropa glamorosa la que te atrae, si no que sus frases de genio total.

    Muchas veces llegas a depender tanto de su voz, que se convierte en un cómplice tuyo día a día, acompañante… etc.

    Inexplicable es lo que una Queenera puede sentir, y más de una vez puedes encontrar palabras simples en páginas, o al conversar con una a través de cualquier medio, pero realmente sé que jamás podré redactar algo que me llene completamente y me deje satisfecha con lo que he escrito de él esta noche, y por eso confesaré que no seguiré escribiendo más, simplemente espero que lo que hasta aquí leyeron o leíste, te haya gustado, y aclare las dudas de aquellos que aún no entienden que siente una fémina Queenera, pero se los digo, cada una sabrá que siente con cada latido de su
    corazón, con cada pensamiento
    infinito, con cada mirada, con cada tarde de videos junto a él… cada una entenderá a la otra, sin necesidad de más palabras.

    No podemos redactar qué significa el atractivo físico de Freddie, por que es un hombre que más allá de su hermosura corporal, fue una persona inigualable, incomparable, con pensamientos hermosos, creaciones indiscutiblemente preciosas, con frases que nacían de su alma, un verdadero artista que no solo enamora con su cuerpo si no con su “yo mismo”, con ser él, simplemente… él.

    No es necesario formular una pregunta, si gustan opinar sobre el tema en sí, hagánlo con gusto POR AQUÍ. Extrañamente, este post va dedicado al gentío femenino que lee el post. Ya me bastó con ESTO. ¿Se vendrá más después?. ¿O será que nunca más escribiré posts “feministas”?.

    El tiempo lo dirá..

    PD 1: Si alguien me quiere mandar un sermón y/o discurso sobre algún tema queenero, me escribe a mi mail y listo. Si está bien escrito, lo publico.

    PD 2: Comprensiblemente, me sentí extraño posteando esto.
    SEGUIR LEYENDO…