El Blog de Queen

El sitio de Freddie Mercury, Brian May, Roger Taylor y John Deacon

¿Lo antiguo o lo moderno?

Author: 1 Comentario Share:

Queen y un 'hijo de perra'
Mientras vemos a Queen con un maldito “hijo de perra”, sigo escribiendo cosas. De lo último que mis neuronas pensantes producen en este año.

Queen no fue el típico grupo que se hizo conocido por una canción, como muchos “pseudo artistas” lo hacen hoy, con cosas básicas. No, y eso lo sabemos. La Reina se dio el lujo de crear música por más de 20 años. Y son muchas las canciones de peso que son conocidas por el público común, corriente y “silvestre”. Como he citado antes, Queen no cupo en un solo estilo: lo suyo era versatilidad irrefutable, cosa que enriquecía al grupo en sí. La innovación en diversos estilos fue algo que caracterizó a Queen. En ello influyó mucho el paso del tiempo. Claro, nacieron en 1970, a partir de una “sonrisa”, y el grupo murió con el liderazgo natural de Freddie en el 1991. Una bronconeumonia acabó con uno de los mejores grupos de la historia.

Lo dije recién: el paso del tiempo. El tiempo fue un cómplice en la diversidad musical queenera. Con ello, hay algunos queeneros que se sienten más a gusto con una época o con otra. Hay con qué.

Cabe la interrogante: ¿QUÉ EPOCA FUE LA MEJOR DE QUEEN?, ¿O CUÁL LES GUSTA MÁS?

Cronológicamente, podríamos dividir todo en dos grandes grupos: el Queen setentero, del pelo largo y las melodías soberbias, y el Queen de los ochentas y noventas, más moderno, con los sintetizadores como fiel compañero, y más calidad en algunas cosas, sobre todo, los videos.

Les voy a ser franco: cuando me iniciaba como queenero, me gustó más la época ochentera. Casi exclusivamente, por la voz de Freddie. Las canciones setenteras me parecían buenas, sólo buenas, nada del otro mundo. Por ejemplo, no me pasaba nada con “Now I’m Here” y “Killer Queen”. Incluso, el letargo en algunas canciones setenteras me incomodaba. Ahora es cuando pienso que estaba loco. Otro estúpido ejemplo: la canción “The Prophet’s Song” me llegó a cargar en un tiempo, sobre todo la parte de los “lala”. Encontraba todo eso, cero aporte. Pero cuando uno se encariña con algo es cuando también lo llega a entender. La canción del profeta es, simplemente, una obra maestra del señor Brian May. Insisto, mi pensamiento púber solía ser un fiasco.

La Reina Setentera

Lo confieso, mi época preferida, la más majestuosa de todas, es el Queen setentero. Sobre todo en sus primeros años, los “años chascones”. Siempre que me preguntan cuáles son los álbumes queeneros que más me gustan, respondo sin asco: los 5 primeros más Innuendo. La respuesta más simple que yo podría dar. Y es lo que verdaderamente siento. Pero como les decía, me costó en un principio entender al Queen de los primeros años. No entendía la gracia de, por ejemplo, “Liar”. Que estúpido fui.

Tímidamente Queen empezó haciendo conciertos en territorio británico. El repertorio incluyó covers, temas del primer álbum que saldría 3 años después y otras rarezas, como Hangman, tema presuntamente escrito por Mercury pero que no apareció ni siquiera como single queenero, creo.

El primer álbum de Queen, QUEEN a secas, fue buenísimo, para ser el primero, digno para calificar a la Reina como grupo revelación o promisorio. El futuro después cantaría victoria. De ahí me gusta “Great King Rat”, el mismo tipejo que murió el día de su cumpleaños, hace 103 años. ¿Taurino o geminiano?. No lo sé.

Yo opino que la cara de Roger es...
He hablado maravillas de Queen II. Álbum con una valoración menor a lo que debería. Se destaca hasta el hartazgo a ANATO, pero lo de Queen II desemboca en una música sin igual, ideal para cautivar hasta las orejas más sucias. Un manjar oír esas maravillas y alimentar sabiamente el oído. Lo blanco y lo negro fue espectacular.

Con Sheer Heart Attack me encariñé. Obviando los compilados, fue uno de mis primeros álbumes queeneros completos que escuché, junto a A Kind Of Magic y, por citar un ejemplo extra queenero, “Love At First Sting”, de Scorpions. Todo gracias a un trueque pero eso es otra historia. Ya partiendo con un Brighton Rock uno sabe que lo que se viene es bueno.

ANATO es tema aparte. Pensar que dos películas de Groucho Marx de los años 30 inspiraron nominalmente a A Night At The Opera (1935, el disco en 1975) y A Day At The Races (1937, el disco en 1976). ANATO fue tan pero tan bueno que puso en un plano menor a un álbum tremendo como A Day At The Races.

A Night At The Opera es una exquisitez. Casi para confirmar que esa época queenera es la mejor. Bohemian Rhapsody es un claro ejemplo. Ni les hablo mejor de Love Of My Life.

El trato que a veces se le da a ADATR es injusto. Le tocó estar inmediatemente después de ANATO. Pero ADATR tenía con qué defenderse: The Millionaire Waltz, White Man, Somebody To Love, You Take My Breath Away y Teo Torriatte eran obras que merecían una atención especial, la calidad era algo que rebosaba en esas obras. Cariño especial le tengo a esto porque mi hermano, sí, el mismo que me cae casi horrible, me regaló este disco para mi cumpleaños. Con eso “me tapó la boca”. La sangre pesa.

¿Qué le hace el Chascón a Freddie?
Esta comparación de ANATO – ADATR me suena a lo de Adidas-Puma. Adidas, creada por Adolf “ADIDASsler, y Puma, antes “Ruda”, por Rudolf Dassler, el hermano chico de Adi. Adidas, la hermana grande de Puma. ANATO, el hermano grande de ADATR.

Hasta ahí, lo mejor de Queen. No desmerezco lo posterior, pero es que quedó la “vara muy alta”. Hablando sólo de álbumes de estudio, primeramente vino News Of The World, con dos “himnos” a cuestas, WWRY y WATC. Y luego, el experimento llamado Jazz. Eso cierra la década en la que la música era un tema serio (no en todo, ojo). Había mucho en donde escoger. Grandes grupos y grandes canciones. Abuso de psicodelia y “otras hierbas”. Ya en esos dos álbumes habían atisbos de cambio. Tímidos cambios que luego serían bruscos. Luego cambiábamos de década. ¿Para mejor?.

Al ritmo de los 80’s y el fin.

Se empieza, naturalmente, con The Game. No es que no me guste pero me llamó la atención que muchos queeneros tuvieran en esté album a uno de sus favoritos. En serio. Este álbum marcó el debut queenero en muchas cosas. No sólo se abría una década más. Queen grabó por primera vez un disco en territorio teutón, pasaba a tener un #1 en Gringolandia, los 4 queeneros tocando guitarras, sean acústicas o eléctricas. Innovaciones al instante. Mención especial para la canción más vendida de Queen. Es de este álbum: la creación “deaconiana” que resultó ser Another One Bites The Dust. Y eso que en un principio esto no iba a ser considerado en el álbum. Cresta.

El día que John Lennon murió asesinado por un taurino en extremo fanático, Queen lanza Flash Gordon. No es mucho lo que se puede decir. Más sonidos que letras. Un soundtrack más, nada del otro mundo.

Muchos consideraron que Queen tocó fondo con Hot Space. ¿Tan así fue?. Cuando me iniciaba en el mundo queenero, alguien me dijo, medio en broma, medio en serio, que nunca escuchara por completo Hot Space. Como soy un poco desobediente, hice caso omiso y escuché ese disco. Pero de verdad, no es como para despedazarlo tanto. Claro, no podemos comparar a “Dancer” con “White Queen”

, por ejemplo, pero es grato al escucharlo, no hay que mortificarse. ¿Será que a Queen le perdono casi todo?. No sé, pero el álbum para nada es una escoria absoluta.

Aunque es entendible que algunos digan que la Reina cae bajo en extremo con videos como “Body Language”. Ese video, para mí, es “simpático”. Me saca más de alguna sonrisa, quizás por lo freak.

The Works marcaba otra etapa. Después de un receso de Queen en los escenarios en 1983, salió este disco, grato para muchos. Con ellos Queen empezó la saga de los grandes videos, con la dirección de David Mallet. Los Doro se encargarían, casi a modo de “monopolio”, a futuro de los videos posteriores. Lo más llamativo quizás es lo de “Keep Passing The Windows”. Ese tema originalmente fue escrito para la película “The Hotel New Hampshire”, en la que salían, entre otros, Jodie Foster. Al final, no pasó nada, y el tema no fue considerado. Y lo más conocido: Radio Ga Ga, I Want To Break Free, Hammer To Fall y el temazo, el mejor del disco, It’s a Hard Life.

Freddie y 'la mujer que cura'
Caso parecido al de S.H.A.. Le encontré un afecto especial a A Kind Of Magic. Cuando escuchaba ese álbum en mis inicios kuineros, lo hacía de corrido. Porque es casi sabido que los álbumes en general tienen los mal vistos “rellenos”. Pero no. Con AKOM todo me placía. Hasta toleraba “Pain Is So Close To Pleasure”. La dura. Era un Queen quizás más comercial, popero, absorbente y atrapante, pero caí con “One Vision”, “One Year Of Love”, “Princes Of The Universe”, “Who Wants To Live Forever” y la joyita de Deaky, “Friends Will Be Friends”. Imposible resistirse ante ello. Dato torpe: en mi niñez escuché muchas veces “A Kind Of Magic”, pero después me vine a enterar que era de Queen. Grata sorpresa para mí.

AKOM es, entonces, uno de mis álbumes queeneros predilectos en los 80’s.

El milagro. Mi única prenda queenera esta relacionada con eso. Hablo de The Miracle, álbum con una portada atrayente de 5 ojos que salió después de un receso queenero un tanto extenso, sobre todo para queeneros impacientes. Creo que a partir de The Miracle empieza nuevamente Queen a caer en lo suyo: calidad musical. La modernidad se abría paso para Queen. De acá, y sólo hablo de gusto personal, destaco otro tema de May, “I Want It All”, por más que salga acreditado a “Queen”. También me gustan, sobre todo por el mensaje, “The Miracle” y “Was It All Worth It”. Con esta última canción me pasó lo mismo que con muchos temas setenteros: en un principio no le hallé lo bueno, “ni un brillo”. Reitero, en mi época adolescente mi cerebruto bordeaba meritoriamente, y con creces, la estupidez.

Paso
La insinuación abre al Queen noventero. El último trabajo con Freddie vivo: Innuendo. Este álbum parece una “joyería”. Tanta cosa de lujo que hay es algo que pasma. Freddie se fue sin antes dejarnos, junto a Brian, Roger y John, composiciones más que aplaudibles para una despedida. El mismo “Innuendo”, “These Are The Days Of Our Lives” y “The Show Must Go On”, por tomar algunos ejemplos, son canciones dignas de subirlas a un “altar musical”.

Lo interesante de estos dos últimos trabajos queeneros es la cantidad de temas que fueron desechados, pero que sin embargo, han salido a la luz pública. Material de sesiones de esos años que son una joya del archivo, muy preciado por todos nosotros.

¿Aparecerá íntegramente “Face It Alone” algún día?.

Nos dimos cuenta que Queen era una banda indefinida. No podíamos rotularla o encasillarla sólo en un estilo. La Reina era una mezcla de canciones diversas que conjugaron en algo tan simple pero macizo como ser una de las mejores bandas de todos los tiempos. Potente.

Ya sabemos que un espíritu de metamorfosis o transformación musical se apoderó de Queen con el paso del tiempo. ¿Fue eso para mejor?.

Ustedes:

¿CON QUE ÉPOCA DE QUEEN DISFRUTAN MÁS?

¿CUÁL FUE LA MEJOR ÉPOCA DE LA REINA?

Suena Feelings, demo queenero del ’77. Tema breve pero me gusta.

Ya gente. Me largo. Lo útil sería, si gustan, es revisar el blog y ver y aburrirse viendo todo lo que les ofrece esta bitácora queenera. Hay algunos posts un poco camuflados pero que valen la pena ser vistos. Cosa de buscar e indagar. Empiecen por aquí

Más rato voy a ir a mi terruño de origen. Cuídense. Se viene la vagancia en extremo. Saludos especiales a los queeneros que siguen de vez en cuando este modesto blog dedicado a lo más selecto de la música. Chau.

PD: Lo acepto. Son muchos los que escuchan Queen. Acá hay un ejemplo de la “fauna NO queenera”. Menos mal que no soy el único que vive de hacer el ridículo…
SEGUIR LEYENDO…

Previous Article

The Stonk (Hale & Pace)

Next Article

Más "rumores" sobre la película de Freddie Mercury

You may also like

1 Comentario

  1. PUCHA Q DIFICIL,QUIERO Q SEPAS Q ME GUSTAN TODAS LAS ÉPOCAS,PERO CREO Q LA Q + ME GUSTA ES LA D LA BELLEZA TOTAL D FREDDIE Y LOS DEMÁS,CUANDO HABÍAN SIDO + LINDOS Q NUNCA, OSEA D 1971 A 1991, LOS INETO,ME CUESTA DECIDIR ESTAS COSAS,Y D Q SIEMPRE ESTÁN LINDOS,LO ESTÁN.CHAUX.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *