Jazz y un Halloween intenso


Recuerden bajar el comic de Queen, en el post de abajo

¿Les gustó la foto?.

Hola gente. Hay muchas cosas en las que nosotros (los queeneros terrenales) nos diferenciamos de los que hizo Freddie en vida: no creo que alguno de nosotros haya compuesto canciones tan lindas como lo hizo él, o dudo que alguien haya cantado como lo hizo el maestro. Y lo más importante: doy por hecho que nadie se pegó un carrete como los de Freddie. Es que el maestro hasta para eso era especial, y demasiado.

Bueno, si no me creen quiero que lean esta breve crónica de lo que hizo Freddie en el día de Halloween de 1978, durante el lanzamiento del álbum Jazz. Decir que hubo de todo es poco. Cabe señalar que la fuente de la info está en este buenísimo anecdotario rock, por aquí. Esto es un genuino copy/paste o copiar y pegar. El grueso de la historia está en los dos primeros párrafos. Nada de lo que venga es producto de la imaginación de mi cerebruto:

La fiesta por antonomasia de los excesos la celebró Queen para el lanzamiento de su disco Jazz el 31 de octubre de 1978, en el Hotel Fairmont de Nueva Orleáns, tras el tercer concierto de su gira estadounidense de aquel año. 400 invitados, entre los que se encontraban 80 periodistas traídos de todas partes del mundo, fueron conducidos a la orgía de sus vidas, que no reparó en ningún tipo de gastos y que se dio en llamar Sábado Noche en Sodoma. Un grupo de enanos recibía a los asistentes con bandejas de cocaína en sus cabezas importada directamente de Bolivia. Camareros y camareras desnudos servían todo tipo de alcohol, langostas, ostras, el mejor caviar…


Entre las distracciones, modelos que peleaban en baños de hígado crudo, enormes mujeres de color que fumaban por los orificios más impensables, artistas desnudos de ambos sexos colgados de grandes jaulas, guerreros zulúes, contorsionistas, bailarines transexuales, brujos, come-fuegos, encantadores de serpientes, una mujer que se ofrecía para decapitarse a sí misma con una motosierra a cambio de una suma elevada, un hombre que desnucaba gallinas vivas a mordiscos… y en los servicios, profesionales de ambos sexos prestando “servicios orales” a todo aquel que se lo pidiera. Como dijo Freddie Mercury – y la fiesta se encargó de certificar-, “no voy a ser una estrella, voy a ser una leyenda”.

Freddie Mercury murió en su casa de Londres el 24 de noviembre de 1991, a causa de bronconeumonía, que no pudo soportar a causa del Sida. La primavera siguiente, los demás miembros de Queen ofrecieron un concierto en homenaje a Mercury, en el estadio de Wembley, cuya proyección fue mundial y tuvo una audiencia de mil millones de personas. No cabe duda de que uno de los momentos más emocionantes tuvo lugar cuando sobre la pantalla gigante de vídeo apareció la imagen de Freddie, grabada de uno de sus conciertos. Wembley enmudeció. De pronto, desde la pantalla, Freddie grita: “Are you ready?”. Wembley responde al unísono: “Yeah!”. Y se produjo el ya legendario duelo vocal entre Freddie y el público, gracias a la magia de la técnica.

Terminada la crónica, aclaro algo: hay gente que dude de la veracidad de la misma, y tiene con qué. Muchos han mencionado que, habiendo tanto periodista en la mentada fiesta, no hayan registros gráficos de ese evento. Raro, no?.

Puede que la historia tenga cosas verdaderas, pero también debe tener sus condimentos ficticios para amenizar este cuento. Pero créanme que esto lo copié textual, sin editar nada, citando incluso la fuente.

Ya gente, acuérdense de dejar su comentario. Eso constituye el “sueldo” del blog. En efecto, si el “sueldo” es mejor, más dan ganas de postear. Si el circulante es escaso, nos vamos a la quiebra y a un penoso cierre de faenas.

Chau a todos.

PD: ¿Qué tiene de especial esta foto de granos de café?. Encuentren lo que está oculto: