La primera canción thrash metal (es thrash, NO trash) de la historia de la música era “Stone Cold Crazy”, claro que sí. Esto fue dirigido por Bruce Gowers y es parte del célebre Live At The Rainbow, de 1974.