La mejor infancia de la historia




¿Les suena Ross McCall?. No sé, si yo les dijera que Ross, actor escocés de 31 años, fue uno de los tantos famosillos que fue a ver el estreno de David Beckham (la mejor pegada con la diestra en el mundo del fútbol) en su nuevo equipo, Los Angeles Galaxy, allá en Gringolandia, el mes pasado. El Spice Boy jugó 12 minutos contra el Chelsea, y perdió 1 a 0. McCall fue acompañado por su polola, la exquisita y comestible Jennifer Love Hewitt.

Y yo me digo una cosa…

¿A QUIÉN MIERDA LE IMPORTA EL PRIMER PÁRRAFO?


Bueno, acá va lo “supuestamente” interesante. Los queeneros avezados saben desde hace ya un buen rato que Ross McCall, en noviembre de 1989, personificó a Freddie Mercury (versión “mini”, si se puede decir) en el video de The Miracle. Y es cuando me pongo a pensar que Ross, cuando fue niño, debió ser el pendejo más feliz en ese tiempo por inmortalizar a su ídolo. Qué suerte.

Ya han pasado casi 18 años de ese episodio, y seguro que Ross aún lo debe recordar con gratitud. Ahora el tipo se conforma con ganar mucha plata y estar con una mina que se quisieran muchos…