El último video de Freddie, fue el día de mi santoral, el 30 de mayo. Dolezal y Rossacher dirigieron este video en blanco y negro, filmado en los Limehouse Studios en 1991, al igual que el de “I’m Going Slightly Mad”. Podemos ver a Freddie (6 meses antes de su partida) ya mucho más delgado, pero con un espíritu de seguir haciendo música más que admirable, digno de un maestro como él lo fue. Debe ser, seguro, el video más emotivo que hizo alguna vez la Reina.