El Blog de Queen

El sitio de Freddie Mercury, Brian May, Roger Taylor y John Deacon

Hace 60 años nació una leyenda…

Author: 1 Comentario Share:


…y esa leyenda respondía al nombre de Freddie Mercury. Bueno, ni tanto, no nació con ese nombre, el hombre se hacía llamar antes Farrokh Bulsara, el nombre que le pusieron sus padres Jer y Bomi. Nació en la misma tierra que en estos instantes rechaza hacerle un merecidísimo homenaje por culpa de su pasado algo alocado que todos conocemos, digámoslo derechamente, por su homosexualidad, cosa que la gente islámica de Zanzíbar (la misma isla que se unió a Tanganica para formar lo que hoy es Tanzania) no tolera, aunque debieran estar orgullosos por ser la cuna, casual, de Freddie.

El hombre ya daba que hablar desde su niñez, fanático del deporte, igual que el que escribe, un asiduo practicante del boxeo, del ping-pong, del hockey y seguramente de algún otro deporte que desconocemos. Ya hacía sus primeros pasos en la música tocando el piano, instrumento que llegó a manejar a la perfección; también formó parte de “The Hectics“.

Luego de haber pasado por una que otra agrupación, formó Queen allá por principios de los ’70. Extravagante al máximo con sus looks, llegó a ser algo ridículo para algunos, pero eso da lo mismo sabiendo que a esas alturas estaba naciendo un ícono magistral de la música. La virtuosidad de las canciones superaba cualquier exageración en su forma de ser.


Siempre salen esos ránkings de los 10 o 50 o 100 mejores temas de la historia y blah blah, pero en aquellos años Freddie se dio el lujo de crear un tema que, independiente de la selección y gustos musicales, debe ir en un podio de lo más alto de los temas musicales, “Bohemian Rhapsody“, tema que pasó a la inmortalidad por su genialidad irrefutable, además de crear sin querer el término de “video clip” que antes no se usaba. La canción fue por obra y gracia de Mercury.

No fue la única gran canción, pero da la impresión que ese fue su verdadero golpe musicalmente hablando.

Al parecer, con el paso de los años, Freddie se fue “recatando” con su forma de vestir y salir al escenario, incluido uno que otra arreglín en el pelo y el estreno de un bigote que quizás causó cierta confusión en muchos. Más encima se podría decir que hasta Queen en sí cambió, tanto en escena como en términos netamente musicales, lo que lo hizo quizás un grupo más conocido para el público en general.


Freddie tuvo una incursión musical como solista breve, cantando temas interesantes, sobre todo uno que me gusta personalmente, “Time“. Su carrera al parecer no prendió tanto como Queen, pero el asomo de la Reina no se había acabado.

Queen se dio el gusto de recorrer muchos países ofreciendo conciertos que en su gran mayoría fueron del gusto general de todos los que tuvieron la suerte de ver en vivo a la Reina. Terminaron con eso allá por el ’86 para nunca más tocar en público, y con esto Freddie tomó un receso momentáneo con el grupo.

Conoció a Montserrat Caballé y grabaron un material juntos. Freddie promocionó algo que nunca llegó a conocer: los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992. Para ese entonces Freddie ya estaba más compuesto en el escenario. Mercury realizó un material de lujo en el cual podemos escuchar a Freddie con una voz soberbia e insuperable.


Pensar que viendo a Freddie con Caballé interpretando “The Golden Boy” por citar algún vago ejemplo, se le vea tan radiante, pareciendo incluso el video tuviera unos pocos días o meses de antigüedad, pero es de casi 20 años.

Queen volvió en gloria y majestad con “The Miracle”, en el ’89. Ahora el público se daba cuenta que Freddie, físicamente, no era el mismo, pero seguía provocando el mismo encanto en sus fans. Lo podíamos ver en videos siendo genialmente parodiados en “The Miracle“, tocando en un tren en “Breakthru“, o sorprendiendo a un muchacho en “The Invisible Man“. A Mercury ya se le notaba cierto deterioro en su semblante, y el maquillaje disimulaba sus incorreciones en el rostro.


Lamentablemente a Freddie le quedaba poco, casi no se le vio en público. Recordada es la vez que se presentó en los Brit Awards de 1990, cuando en esa oportunidad Queen fue premiado. La última gran aparición pública del maestro.

En 1991 fue el último trabajo de Queen con Freddie en vida. Innuendo pasaba a convertirse en el último trabajo de Mercury, meses antes de que una bronconeumonía causada por el maldito SIDA se lo llevara. Y, a mi modesto parecer, ese álbum lo catapulta aún más en la categoría de ídolo. ¿Por qué?. Simple. Sabiendo que le quedaba poco, Freddie se mostró de igual manera para su incondicional público en el video de “Headlong” cuando estaba en los Metropolis Studios. Pero lo más recordado de todo es cuando aparece en “I’m Going Slightly Mad” y “These Are The Days Of Our Lives“, sobre todo en el gesto final de este último video. No cualquiera, cuando conoce que se le apaga la llama de la vida, se da el gusto de trabajar en sus últimos instantes poniendo una energía más que admirable.

Ya con el puro título podemos catalogar como genial a “The Show Must Go On“, gran canción, profética, por cierto, de Innuendo que aludía directamente al estado de Freddie. Su contenido en las letras la hace t

an hermosa como su música. Último track y se acabó.


Era natural que la muerte de Freddie causara conmoción en el mundo entero. Reportajes y más reportajes sobre su deceso eran lógicos, un astro de la música acababa de irse un día después de que el mundo supiera que tenía SIDA.

Homenajes que hasta el día de hoy se hacen y se seguirán haciendo, más aún hoy, que celebramos los 60 años de su nacimiento en tierras africanas. Más encima, la tecnología se ha dado el tiempo de “resucitar” al maestro. Sabemos que es ficción, pero seguro que nos gustaría que fuera cierto, total, “soñar es gratis”.

Si no hubiera sido por sus propios excesos, quizás Mercury todavía estaría con nosotros, pero que le vamos a hacer, ese fue su destino y ya no podemos hacer nada. Tampoco tendríamos derecho a reproche, total, basta con que nos haya deleitado haciendo una delicia de música con la Reina por más de 20 años. Se fue joven, se fue pero sigue estando con nosotros.

Saludos queeneros a todos los que leen este blog…. y acuérdense que el show debe continuar… GRANDE FREDDIE!!!!!!!!!!!!

Previous Article

Freddie y su público

Next Article

Somebody To Love (Earls Court ’77)

You may also like

1 Comentario

  1. He vuelto a leer la paguina, porque me gusta todo lo de mi Frddie, seré algo masoquista, porque cuando leo estas letras siento un dolor enorme en el pecho, que nunca habia sentido por nadie, ni siquiera con la muerte de mis padres. No sé si estoy loca, yo tengo mi familia, que es muy amplia, pero quiero a FREDDIE MERCURY mas que a nadie en este mundo, cuando yo misma me digo ésto, me consuelo diciendome que el amor que tengo por mis hijos, no se puede comparar, porque es diferente, quiero decir que, sabiendo que todos estan bien, están a un lado, y que ahora es mi Freddie el que esta en mi mente y mi corazón. Tambien queria decir que mi marido ( que ya no le gusta Queen, como antes), ayer me preguntó en que año y mes nació FREDDIE MERCURY, y yo sabia la fecha mejor que la mia, y exclamó, " claro hoy lo han dicho en la radio", y me alegra que recuerden a mi querido FREDDIE MERCURY, ojalá, lo hicieran mas a menudo, porque él és una leyenda y deberia ser obligatorio recordarlo, aunque es mucho mas bonito hacerlo de corazon. Muchas gracias por esta bella paguina, adios Queneros.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *