Quartz – Circles

NWOBHM. Qué gran acrónimo.

Como supongo que el lector del blog no solo escucha Queen, probablemente disfrutará de su incursión, si es que no la hizo antes, en el genial mundo del NWOBHM (“new wave of british heavy metal”, o “nueva ola del heavy metal británico”).

En su mejor época, este movimiento potenció a tremendos grupos, muchos de los cuales tuvieron, lamentablemente, un éxito efímero. Uno de ellos fue Quartz. ¿Por qué hablo puntualmente de ellos? Ya lo verá.

Probablemente el concepto NWOBHM no lo haya leído ni en pelea de perras, pero si le nombro grupos como Iron Maiden, Saxon, Diamond Head, Raven, Angel Witch, Tygers Of Pan Tang, Samson y Demon, todos pertenecientes a este movimiento, podrá entender un poco más de lo que estoy hablando.

La trayectoria de Quartz no merece muchas palabras (una discografía modesta con solo 3 álbumes), pero su aparición en el blog se justifica por una colaboración de cierto queenie.

La cosa es simple: Circles, canción de Quartz grabada en 1977, contó con la participación de (aplausos de pie) BRIAN MAY en la guitarra (dejar de aplaudir y sentarse), además de los coros de Ozzy Osbourne y la producción de Tony Iommi.

Circles solo fue el b-side del sencillo Stoking The Fires Of Hell (1980) y no apareció en una ninguna de las ediciones originales de los álbumes del grupo, pero terminó por ser considerado en una reedición japonesa de Stand Up And Fight, segundo disco de la banda.