El Blog de Queen

El Blog de Queen

El sitio de Freddie Mercury, Brian May, Roger Taylor y John Deacon

Desde el blog

¿Perdón?


El ser fan de Queen no implica que todos pensemos exactamente igual en temas referentes al grupo o a sus integrantes. Existen diversas preferencias en discos, canciones, conciertos y otros asuntos. Pero también existe un término que ya ha sido analizado en el blog y que provoca más de alguna divergencia entre los fans: la tolerancia.

Fotos como la imagen trucada de Freddie y el candidato presidencial chileno Eduardo Frei, son la excusa perfecta para analizar el comportamiento de los fanáticos y para ver qué tan abiertos de mente son. Y con eso, también podemos clasificarlos, dependiendo de la clase de reacción que hayan tenido al ver esa portada de Las Últimas Noticias y su correspondiente artículo.

Hay fans con un espíritu de relajo que muchos se lo quisieran, y ellos son los mismos que se rieron de Frei Mercury. Desde su perspectiva para mirar las cosas, percibieron esto como una simple humorada. También podemos hablar de los detractores de Frei que obviamente festinaron con este básico photoshopeo. Existen también los fans que no se ofendieron con el trucaje fotográfico pero que no le encontraron nada de divertido a ese intento humorístico. Como se diría en buen chileno, les pareció fome.

El asunto se pone más tenso con las opiniones más recalcitrantes. A muchos les incomodó que se mezcle política con música, sobre todo a los que no simpatizan ideológicamente con el centrista Frei o con la clase política en general. Otros simplemente no conciben que se le falta el respeto a la memoria de un fallecido hace casi 18 años. Y como es lógico, existen los fanáticos más acérrimos que no le vieron nada positivo a este momento supremo de ocio. Pero la crítica no queda sólo ahí: los mismos que desaprueban esto tienen una queja más entendible, y la misma apunta al sensacionalismo de la portada en sí. Muchos enemistan con los recursos fáciles y amarillistas, y más aún cuando los protagonistas casuales son sus ídolos.

Desde mi punto de vista personal, no creo haber hecho alharaca con esto. El trucaje no me parece ofensivo ni algo por el estilo, es más, me pareció gracioso eso de I Want To Break Frei. Sin embargo, mis quejas no apuntan a la imagen en sí: en el blog siempre he tratado de cultivar la buena escritura, y por lo mismo, me disgusta cuando alguien no escribe correctamente. Eso es lo que pasó en la portada con Freddie Mercury. Muchos aún tienen la inexplicable manía de redactar Freddy en vez de Freddie. Afortunadamente es un descuido que no pasa a mayores. Lo otro que no me gustó fue la apología que se le hizo a la desinformación con esto de I Want To Break Free. Me explico: es fácil hablar cuando uno no sabe nada, y precisamente es eso lo que ocurrió cuando se citó a IWTBF como “himno gay”. Si bien el diario sólo menciona que “algunos” consideran a la canción así, no me parece adecuado que un periódico recalque esa incorrecta cualidad; eso mismo podría confundir a muchos, y estos podrían asumir someramente que IWTBF es efectivamente un himno gay. Y obviamente no lo es.

Gracias a este episodio, el natural desquite y ensañamiento verbal de algunos va dirigido hacia los periodistas en general. Creo que ahí muchos caen en un error. Si bien existen periodistas que efectivamente no parecieran haber estudiado 5 años en la universidad, hay otros que destacan por su profesionalismo y su encomiable espíritu investigativo, y se me hace injusto calificar negativamente a todos por igual. En efecto, las quejas son válidas, quizás, hacia la persona que tuvo la idea de publicar en portada la imagen de Frei Mercury, o hacia el mismo que infantilmente redactó erróneamente Freddy, pero tampoco creo que sea algo tan descabellado como para ver algunas reacciones que ya hemos visto en muchos sitios hoy.

Lo que sí me llamó la atención fue que Freddie haya aparecido en la portada del diario al menos dos veces en menos de un año. Muchos recuerdan aún a Ricardo Jeldes y su himno de campaña a lo We Are The Champions. Fue tan bullado esto que el mismísimo sello discográfico EMI intervino en esta polémica.

Sí, hay algo bueno en toda esta historia: Freddie sigue vigente para muchos. Aunque con situaciones locas como ésta, ¿cómo habría reaccionado el rey de la fiesta?.

Saludos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *