El Blog de Queen

El Blog de Queen

El sitio de Freddie Mercury, Brian May, Roger Taylor y John Deacon

Desde el blog

¿El show dejó de continuar? (o "el probable fin de Q+PR")


Queen + PR en la Argentina
Si bien sólo se trata de una insinuación, la página oficial de Brian May publicó ayer en sus noticias un artículo sobre Paul Rodgers y su trabajo a futuro con Bad Company, una de las bandas que hace mucho tiempo había hecho medianamente célebre al clon de Chuck Norris. El que quiera entender el contenido de esa información, puede leer a continuación esta traducción hecha por Pílsener en los foros de Queenero.com:

PAUL RODGERS: CON QUEEN TODO HECHO, SIN TEMOR DE LA GRIPE PORCINA

Un reporte de VH1 Classic Radio News:
1 Mayo 2009

El próximo mes, Paul Rodgers y el resto de Bad Company se reunirán para una gira. El programa, sin embargo, es de sólo 10 conciertos, haciendo preguntarse por qué es tan corto. ¿Paul está temeroso de viajar por miedo de contagio con la Gripe Porcina? Él explicó la verdadera razón del pequeño itinerario.

“Bueno, tú sabes, he viajado y no estoy preocupado sobre un asunto como ese. Generalmente considero, para ser honesto contigo, que la mayoría de aquellas cosas están exageradamente fuera de proporción. Tú sabes, no tengo temor de viajar, es sólo que quiero estar apto para enfocarme más en despertar en un lugar y trabajar en música, pienso realmente, y esa es verdaderamente la razón. Creo que el próximo año probablemente estaré de gira con mis sesos”.

La próxima vez que Rodgers salga de gira, probablemente no será con Queen. Después de pasar mucho tiempo con ellos el último par de años, parece que tomó una separación amistosa con el legendario grupo.

“Bueno, tú sabes, hicimos una gira mundial, hicimos una segunda gira por Europa y el Lejano Oeste y Europa del Este e hicimos un álbum de estudio y creo que tenemos la opción de gentilmente dejarlo hasta ahí. No está al alcance de nosotros hacer cosas en el futuro si hay algo, una gran caridad como dice Nelson Mandela, yo siempre estoy abierto a eso, pero creo que hemos hecho bastante”.

Los fans pueden ver a Paul y el resto de Bad Company cuando el grupo comience su gira de reunión el 20 de Junio en Charlotte, Carolina del Norte.

A la hora de sacar conclusiones, muchos vieron en esa noticia algo que aún no se concreta pero que tiene un aroma potente a veracidad: el fin de Queen + Paul Rodgers. Insisto, en la web del chascón no se cita puntualmente esto, pero la vuelta de Paul a BC nos permite suponer que el trío de veteranos rockeros estaría pronto “fuera de servicio”. No es que yo quiera que suceda esto, simplemente en muchas páginas queeneras ya se está hablando del tema con natural preocupación, y creo que acá en el blog debiéramos hacer lo mismo. Es más, en el perfil de nuestro blog en Facebook ya se discute acaloradamente el tema.

Supongamos que lo de Q+PR ya no da para más. Pues bien, estaríamos entonces obligados a hacer un ligero análisis de la breve carrera de Queen + Paul Rodgers, suceso que algunos, correctamente o no, llamaron la resurrección de Queen. Esto de ocupar la palabra Queen para este nuevo proyecto musical causó tirria en muchos hinchas duros; se habló que esas 5 letras vendían, que Brian y Roger eran unos vendidos, que el grupo murió con Freddie y que lo posterior debía tener otro nombre. En fin, la discusión fue amplia. Sin embargo, esos inconvenientes se iban diluyendo bastante cuando los fans esperanzados tenían otras misiones: verlos en vivo y esperar a que el trío sacara algo inédito en estudio. Y sí, todo se dio, pero había que examinar la calidad de ambos hechos.

Contemplar a Queen + Paul Rodgers en vivo representó para muchos un premio de consuelo. Sin ser despectivos, por cierto, pero esa es la realidad. Consuelo porque el sentido amplio de la frustración es malicioso: ver a Freddie en vivo ahora es tan difícil e imposible como tener pelos verdes en el ombligo, y eso es lamentablemente irreversible. ¿Qué nos quedaba?, ver a la mitad del Queen original, por lo menos. Ver a May y Taylor en vivo fue para muchos de nosotros un momento impagable, un suceso que recordaremos por siempre y que para unos pocos resultó ser el día más importantes de sus vidas. ¿Es tan poderosa la música como para hacernos feliz?. Bueno, estos abuelos nos sacaron más de una sonrisa y eso lo agradeceremos por siempre. Se nos hace difícil ser críticos con Q+PR en vivo, de hecho, los puntos flacos en sus performances casi ni existen. Y si los hay, ¿cuáles serían?. Las comparaciones suelen caer mal, pero uno quizás esperaba recintos más amplios en los conciertos de Q+PR, aunque era correcto y atinado actuar con mesura a la hora de elegir los estadios y/o arenas: la expactativa no era la misma de hace 25 años, cuando cierto loco genial de bigotes paralizaba a los viciosos de Queen con su energía escénica, su voz y sus improvisaciones musicales. Las capacidades de los recintos no albergaban mucha gente, aunque hubo algunas excepciones, como Vélez y las más de 300.000 personas en Ucrania al aire libre. Queen, en sus años de gloria, juntaba más gente si examinamos la cantidad de espectadores en ambas etapas, pero eso dudo que amerite mucho análisis. Y la otra crítica que se hace inevitable para algunos es el mismo Paul. No hay caso, el espíritu comparativo con Fred es insoslayable y hastioso, pero algunos no simpatizaron mucho con esto de Q+PR precisamente por culpa de Rodgers. Quizás era carencia de química con el respetable público… ¿será que Mercury dejó la vara muy alta?. Quiero creer que es así, total, Paul es un gran artista y eso no lo podemos negar. Pero hablar de Freddie es algo más poderoso aún.

Esto de Queen + PR en vivo se nos hizo estimulante, pero lo que sí causó cierta desazón para muchos fue lo de su disco The Cosmos Rocks. Para los detractores, The Cosmos Sucks. El disco esperó mucho tiempo, se había prometido el lanzamiento para determinada fecha pero todo se retrasó. Los pesimistas de siempre especularon que todo esto del disco era sólo una buena idea que jamás se gestaría, tal como la película de Freddie que al parecer sólo quedó en el intento… y eso que se habló de Robert De Niro como director del hipotético film. Pues bien, la espera fue grande pero el disco se lanzó. El álbum representó algo histórico: hace tiempo que Queen no lanzaba nada inédito, aunque claro, algunos dirán que eso no es Queen y blah blah. A algunos no les gusta la palabra fracaso pero el disco bordeó ese peligroso e ingrato límite. Captó el natural interés entre los fans pero el mismo entusiasmo que generó el lanzamiento del disco se
desvaneció en parte cuando se conocieron las canciones. Para algunos fans detractores de este intento musical, TCR resucitó el espíritu mediocre de Hot Space (aunque para algunos esta comparación no es adecuada) e hizo que muchos se desquitaran con Paul. Injustamente, por cierto.


Queen + PR en Chile. Me veo poco…
Si bien The Cosmos Rocks no sació las expectativas de la mayoría, ni en ventas ni en calidad (aunque lo de las ventas nos da lo mismo), se nos abrió una luz de esperanza para que los maestros hicieran una nueva gira, sobre todo para los países que no tuvieron la posibilidad de verlos en vivo, y para un nuevo disco que ojalá fuera mejor que el Cosmos. Pero esas opciones ahora se ven más lejanas con lo que hará Paul con una de sus ex-bandas.

Algunos implorarán que al autor de este post se le ponga un bozal para que deje de hablar tonteras y para que inyecte algo más de optimismo a todo esto; sin embargo, lo único que trato de hacer es informar lo que se vendría, algo que causaría un resto de pena y nostalgia en los fans. No en todos, por cierto. Yo tenía algo de fe, ¿fe de qué?, de ver al señor Deacon en vivo, pero sí bien eso ya era difícil antes, con todo esto se hace todo más imposible aún.

Quiero ver esto de Queen + Paul Rodgers como algo que renovó mis votos con la Reina, y por ende, con el blog. Cosa de recordar toda la cobertura que nuestro humilde sitio le dio al trío de abuelos y su gira y novedades del disco. Ahora ya no hay muchas noticias, echaremos de menos todo esto, pero ojalá algún día nos sorprendan con algo lindo y novedoso. Para mí ver a May, Taylor, Rodgers y los demás fue genial, juntarme con gente tan parecida a mí en ese concierto del 19 de noviembre de 2008 no es algo que se olvide de repente. Fue muy grato todo, y con ese recuerdo me quiero quedar.

Y no exagero al decir que Q+PR significó bonanza para algunos queeneros. El caso de Pablo, uno de los tantos fans argentinos que ven nuestro blog, es un perfecto ejemplo de alguien que supo valorar a May y Taylor en sus anhelos de crear cosas nuevas, de saciar su sed musical y de cautivar al público con una buena dosis de rock.

El testimonio de Pablo es lo que se viene a continuación. Disfruten las palabras de este auténtico fan de Q+PR con algo de música. De la buena, eso sí:

Carta abierta a los queeneros interesados

Por Pablo_Taylor

No encuentro otra forma de abrir esta opinión o, más bien, lamento. Por eso destaco que quisiera por este medio comunicarme con todo aquél que quiera leer estas humildes líneas, esté o no de acuerdo conmigo. El tema es algo bastante temido por muchos, bastante deseado por otros como es la aparente separación del trío Queen+Paul Rodgers.
Realmente quisiera hacer una reseña de lo que fue esto y lo que puede que sea. Pero, claro está, visto este fenómeno desde mi óptica.

Hace ya un par de años (se cumplen 4) estaba conociendo un grupo que ha consumido ya varias horas de mi vida, como lo es Queen. Pero cuando empecé a interesarme más, a comprar discografía, a leer información caí en cuenta que me estaba convirtiendo en fan de una banda sin actividad. En ese momento me sentía un tanto frustrado ya que no podría asistir a ningún concierto, no podría ver salir material con menos de 14 años de vida (ya que en ese momento lo que había inédito tenía mínimo esa edad). Es decir, estaba haciéndome fan de una leyenda del pasado.

No voy a decir que dudé en seguir conociendo a esta gloriosa banda ya que su mayor parte de historia se escribió cuando yo ni siquiera estaba en planes de construcción. Pero seguí con mi manía de comprar discos y fascinarme con ellos. Corría el año 2006 (como verán, soy bastante nuevo en esto y tuve un “desarrollo queenero” bastante embrionario el primer año) cuando me dije “¿qué será de la vida de Brian y Roger?,” personajes que desde el comienzo captaron ferozmente mi atención. Fue ese el momento que comencé a buscar más información en Internet, pero cambié la táctica. En vez de buscar en buscadores generales, comencé a buscar en sitios web de radios. La lógica era que si ellos estaban en algo, seguramente eso se conocería en lugares donde se comenten los hechos recientes. Procedí de esa forma hasta que un día, en febrero de 2007, aparece en la web de la Rock & Pop de Argentina el título “Aparente regreso de Queen: Brian May refundaría la banda” o algo similar, pero la esencia era exactamente la misma. Mi grito de alegría fue instantáneo. La banda que empecé a amar pensando que estaba totalmente muerta, volvía a la escena de la mano de Roger, Brian y… “¿John?, ¿dónde está John?”.
Fue lo primero que me pregunté, viendo una foto donde se destacaban Roger en la batería, Brian con su Red, un tipito al cual no conocía que se decía llamar Paul Rodgers y que decía no ser un reemplazo a Freddie.


Averiguando más, me enteré por qué no estaba John, me enteré que durante los años en los cuales mi conocimiento queenero era mucho más limitado que el actual, Q+PR había tenido una gira muy exitosa, que habían sacado un DVD y un CD doble de una de las presentaciones en vivo. En esos momentos no tenía una opinión muy formada, pero traté de conseguir algún audio de lo que esa banda sonaba. Lo primero que me acuerdo que escuche fue “Tie Your Mother Down” y fue un sentimiento raro. Había muchos elementos que yo identificaba y tenía como familiares, pero otros que no tanto. Este tipo no se limitaba a cantar las canciones al estilo Freddie, sino que le imponía su propio sello.

No sé por qué, en ese momento no pensaba como posible que el DVD de la banda estuviera en Argentina. Había intentado conseguir material original de Brian sin mucho éxito (hasta meterme en Mercado Libre), sabía que las carreras solistas de ellos no habían sido muy exitosas, por lo que, extendiendo esto a este nuevo fenómeno, lo más lógico me fue pensar que ni en broma conseguiría el material original sin pagar un buen precio. Es decir, hasta los fans de Brian y Roger tienen un tanto asumido que ellos no van a tener éxito, y eso es algo que me reprocho constantemente.

Sorpresa grande fue la mía cuando, en una inspección por una tienda de discos muy conocida, encuentro el “Return of the Champions”. No pasó una semana que junté dinero y lo compré. Ese día quedé realmente fascinado, lloré de ver a Roger más viejito, con la voz un poco más apagada de lo que yo lo había escuchado en sus actuaciones anteriores, de ver a Brian que parece que durmiera en formaldehído (formol), tocando ante un público bastante grande (comparado con los de antaño, bastante chico) y que los festejaban al ritmo de canciones hiperconocidas pero que tenían un sabor distinto. En esos días me dije, casi proféticamente, “si hacen algo nuevo, vienen a Argentina”. En esos momentos parecía algo casi imposible. Nadie sabía que aquel mítico grupo “volvía” (para algunos eso jamás pasó, pero bueno, son opiniones) y nadie ponía un peso en que se dieran las condiciones para que vinieran a la Argentina.

Conforme fueron pas

ando los meses, las noticias eran pocas o nulas casi, hasta que un día (29 de noviembre de 2007) se informa que al día siguiente se podría bajar un audio de lo “nuevo” de la banda: conocería a “Say It’s Not True” –en realidad no del todo, ya que la había escuchado de mano de Roger en el Return, pero que evidentemente tuvo la pasada de estudio-. Ese día no pude dormir. Fui al colegio (30 de noviembre de 2007), que, haciendo memoria, fue mi último día de la escuela secundaria y en el mismo día nos avisaron que no teníamos que ir los días que faltaban para cerrar el ciclo lectivo. Con lágrimas en los ojos de saber que se había acabado una etapa, llego a mi casa y dejando a un lado eso bajo el tema de la web. Lo escucho por primera vez. No pensaba nada. No caía. No era un tema glorioso, pero tenía sentimiento. En ese momento me doy cuenta que no sabía qué era lo que estaba esperando. Pero, con dos escuchadas, quedé fascinado. Fue el primer avance de una espera (para mí) interminable. Un mes después salió el single, que pasó sin penas ni gloria.

Pasaron varios meses sin muchas noticias hasta que un buen día se anuncia la gira (marzo 2008)… por Europa. Maldije a todos los santos porque no sabía cuanto más tenía que esperar. Es decir, si tenían que decir no iban a venir que fuera en ese momento. Mando mails molestando al webmaster de Brian, hasta que en un día Brian pidió disculpas por no anunciar fechas bastante cerca para algunos países… entre ellos Argentina. Envío un último mail diciendo en regular inglés “nuestro sueño se ha roto”. Ese fue el único mail respondido por el webmaster hasta ese momento, y en su respuesta decía “Nadie dijo eso. Brian solamente pidió disculpas por no haber aún confirmado fechas en algunos lugares” o algo parecido, que si se busca en el archivo del blog está en una de mis múltiples y poco fructíferas opiniones.


En aquel momento más que nunca creí que Q+PR pisaría suelo argentino, y que yo los podría ver cara a cara. Eso fue en marzo. A fines de ese mes, otra noticia bastante resonante para mí aparece en la web de Brian (medio que para ese momento era visitado a diario por mí): Q+PR presentaban en un programa de televisión una nueva canción el día 4 de abril. La primera vez que vi ese video fue gracias al blog que posteó el link de youtube, y realmente quedé satisfecho. Esta canción adelantó parte de lo que sería el futuro: algo que a mí me encantaba pero que mucha gente criticaba. Entre las críticas más frecuentes se encontraron “letra frívola”, “coros diabólicos y pobres”, “solo de guitarra pobre”, sorprendentemente el menos criticado fue Paul. Claramente, la canción tenía matriz Rogeriana. Y bien podría haber sido un hit, era pegadizo, tenía ritmo, en fin, era vendible. Lamentablemente fue mal aceptado por los fans. Generalmente cuando una canción se convierte en hit, primero es muy pedida por los fans en la radio y luego genera un sensación de total aceptación, hasta salir de las listas. Otro factor que habrá jugado en contra fue que el single salió demasiado tarde, una semana antes que el album y que el comienzo oficial de la gira. Es decir, en este punto fue medio engorroso lo que pasó con las ventas y la difusión del material. El estilo con que fue hecho podría bien haber captado a muchos nuevos oídos, era fresco, tenía reminiscencias al pasado, había una fusión. Muy bueno para ser material de un disco transición. Pero las cosas no se dieron como se tendrían que haber dado. Qué habrá pasado, no lo sabemos. Se pueden tener varias ideas, tal vez paranoicas y poco probables, pero que explicarían bastante bien las cosas.

Algo que se me ocurre es que los muchachos tienen grabados más de 18 canciones, y C-lebrity fue nada más que un testeo como para armar un tracklist más adecuado, con la posterior remezcla. No me explico de otra manera que el disco se haya terminado de grabar aproximadamente en marzo/abril (si alguien tiene otra información, que la pase) y que recién se haya tenido el master a finales de julio o principios de agosto. Es más, si alguien recuerda, el disco sería estrenado en Europa el 1 de septiembre. Las fechas comenzaban el 15 de Septiembre en Moscú, lo que daba un margen bastante adecuado de 15 días para la radiodifusión. Lo cierto es que se atrasó la salida en Europa, mucho más tardó en salir en Canadá y EE.UU. Algo pasó.

Volviendo a mi relato, 4 meses casi 5 tuvimos que esperar los argentinos (los chilenos un poco más) para que se confirme una aparente fecha para el concierto. Es más, se rumoreaba que podrían haber hasta 3 fechas en el estadio Velez Sarsfield (capacidad de 60000 almas) o 2 fechas en el estadio River Plate (mayor capacidad, unas 72000 personas si está lleno). Se confirma la noticia el día 22 de agosto de 2008 en nuestro territorio… pero una sola fecha y en Vélez. Evidentemente fue para ver qué sucedía con las ventas. Y la realidad fue que muy pocos sectores estaban completamente agotados, otros estaban muy llenos, pero los menos mostraban un buen vacío. De las dichas 3 fechas quedó una y sin llenarse. Parece paradójico que sucedió al revés del año 1981.

No me importaba. Yo estaba feliz por haber conseguido una entrada uno de los sectores más cercanos (mis ahorros enflaquecieron enormemente ese día). Llega el día 20 de noviembre, día previo al recital. Se pronosticaba que a las 5 de la tarde llegarían al aeropuerto de Ezeiza. Por suerte, pude llegar allí, donde me encontré con más fans que había conocido previamente. No sabíamos qué iba a pasar, si iban a salir al público que los esperaba o saldrían por otros accesos privados. Finalmente, los vimos. La euforia fue incontrolable. Brian miró con una cara patente como diciendo “de acá no salgo”. Casi se nos van por otro lado, al ver como estábamos. Finalmente, salen por donde estaba previsto, muy rápidamente, Brian estaba algo enojado, pero en fin, todos estábamos alegres, tratando de expresar la alegría acumulada.

En fin, lo que sigue ya se sabe, un concierto que fue el mejor de nuestras vidas para muchos. Y ahora, mayo de 2009, nos enteramos que este grupo que despertó tantas pasiones adormecidas se separaría. ¿Cómo no puedo llorar, si me han dado tanta alegría? ¿Cómo no me puedo enojar, si mucha gente que dice ser fan del dúo dinámico prefiere que se queden en la casa cuidando a los chicos? ¿Cómo no puedo estar en las nubes si no sé si esto fue el último gran impacto de ellos? Es decir, y después de tantas palabras para muchos vacías de contenido, eso es lo que me trae a comunicarme aquí. Tengo mis propias apreciaciones de qué fue lo que pasó, pero bueno, creo que muchos coincidirán que es un hecho lamentable. Espero que no sea lo último… la vida nos está dando la posibilidad de ver a dos de nuestros héroes haciendo lo que les gusta. ¿No es eso de admirar?

Nada más. Un abrazo a todos y esperemos que el tren no pare… o que el Cosmos rockee, como más les guste.

Atte.

Pablo

Ahora es el turno de opinar sobre este eventual fin. Aunque claro, esto no es tan traumático. Si esto mismo hubiese pasado, por ejemplo, en el año 1975, muchos estaríamos reclamando con justa razón y/o lanzando improperios al primer tarado que se nos cruce. Insisto, todo esto debe ser tomado sólo como un supuesto; quizás el día menos pensado, el trío rockero vuelva con todo.

Adiós gente.

Del archivo de EBDQ: Roger Taylor en la India.

Un día como hoy: hace 20 años, Queen lanzaba su single 32 en el Reino Unido: I Want It All, con el tema Hang On In There como b-si

de.

¿Más de Queen?: de los muchos blogs queeneros que circulan en la web, el de Najash es de los mejores.

La Reina no lo es todo: la página de Proyecto Cartele es buenísima. Y elementalmente freak.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *