Opinando sobre las CARÁTULAS



Ya sabemos. ¿Las canciones? Excelentes. ¿Los videos? Muy buenos… ¿y las CARÁTULAS?.

Confieso que soy un maniático de la fotografía. Mi manía es siempre capturar buenas imágenes y fotos, tratando que las mismas sean de calidad. Y como buen amante de la gráfica, me fijo y mucho en las carátulas, independiente si sean de Queen o no.


Hay algunas tapas que marcaron época, tanto por su significado y por ser recordadas aún por muchos, como por su originalidad y otros criterios. Si tuviera que escoger algunas tapas “no queeneras”, les doy como ejemplos las de The Beatles y su Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, el disco Youthanasia, de Megadeth, el álbum The Who Sell Out, de The Who, uno de los discos preferidos de Freddie (cosa que nos consta por acá) y Brave New World, de Iron Maiden. Natural predilección siento por las carátulas restantes de éste último grupo.


Pero hay otras carátulas que ameritan opiniones rotundamente distintas: ridículas, horribles, cero aporte, algunas hasta chistosas, patéticas, de carácter freak, de todo. Los ejemplos de abajo son contundentes. Si quieren ver cosas horrendas, hagan click en las imágenes.

¿PERO QUÉ PASA CON QUEEN?

Bien sabemos que cada carátula tiene su historia. Hay algunas que son más atrayentes que otras. Si me remito estrictamente a los álbumes, mi preferida es The Miracle. Un tanto enigmática, quizás, pero espectacular. Le tengo cariño además a esta “portada” porque mi única camiseta queenera (hoy extinta y/o quizás desechada en algún vertedero) era “del milagro”. Independiente de este dato, la carátula me agrada bastante.

Dentro de lo simples que son, las carátulas de A Night At The Opera y de A Day At The Races tienen un significado potente. Cosa de ver la figura central en ambos discos, presuntamente, aludiendo a los signos zodiacales de los “queenies”. En efecto, Roger y John eran Leo, Freddie representaba a Virgo y Brian, el cangrejo típico de Cáncer. Y como se dan cuenta, el logo de Queen es, en efecto, el símbolo de esos dos discos.


Un origen interesante es el de News Of The World. Si bien el disco salió al mercado en el año 1977, la génesis de la carátula del álbum tendría que remontarse más de 20 años antes, en el año 1953. Frank Kelly Freas creó una serie de dibujos usados en la novela de Tom Gudwin, “The Gulf Between”, como parte de la saga de “Astounding Science Fiction”, y que luego serían usados en NOTW. La foto de arriba en la que aparece Roger ejemplifica esto.

Aunque si hay que hablar de orígenes realmente antiquísimos, hay que revisar el caso de Innuendo. La carátula y otras ilustraciones afines a los singles del álbum son de la primera mitad del siglo XIX. Un artista francés que se hacía llamar Grandville creó estos dibujos, cosa que ya se explicó en este post. De todos esos dibujos, me gusta más el del single de Innuendo.

Más emotiva es la cosa con Made In Heaven. El disco salió en 1995. Obviamente, faltaba el maestro Freddie, así que se usó su estatua con el puño en alto, más el dorso de Brian, John y Roger, para la realización de la parte delantera y trasera del disco. Homenaje póstumo para el más grande.

Retrocediendo al material setentero, una de las carátulas que también cuentan con mi aprobación es la de Sheer Heart Attack. Hace unos 15 años, cuando no sabía nada del grupo, vi la tapa por primera vez, en un catálogo. Como niño que era, hubo algo de esa imagen que hizo que la encontrara poco común. Pensar que, en desmedro de la foto clásica que ustedes conocen del álbum, se pudo usar ésta, un poco más desquiciada:

Dentro de toda la simpleza de la misma, me gusta la carátula del primer disco homónimo de Queen. Lo mismo me pasa con el discazo que es Queen II. La tapa de The Game es alusiva al grupo en el video de Crazy Little Thing Called Love. Por más que la Reina reflejara una imagen en esa tapa, Freddie comenzaría su “mutación” hacia el uso, primeramente polémico y rechazado por algunos, de su incipiente mostacho. La cara de The Game era una de las pocas que mostraba a los 4 integrantes. Si queremos otras con esa cualidad, nos conformamos con The Works y Live Killers.

Algunas tapas eran más simples, como las Hot Space y Flash, no eran la gran cosa. Tampoco un desperdicio.

En mi top 5 de carátulas queeneras, tendría que a poner al festivo y animado A Kind Of Magic. Queen se familiarizó con la animación, inicialmente, en el video de Save Me, pero nunca plasmó eso en la tapa de un disco. Definitivamente, esta tapa es una de las mejores, por lo colorido y lo vistoso. Acorde al título, claro. Lo único exagerado es el aspecto musculoso que se la da a los “queenies”. Difícil es imaginar a Deacon con pectorales marcados, por ejemplo.


Si la crítica de los álbumes terminó, nos falta otro dato no menor: los singles. Y como los singles son mucho más (en cantidad) comparado con los álbumes, no voy a malgastar tiempo en describirlos a todos porque sería incómodo para el lector (factor tiempo). Los más llamativos son, para mí, los de Scandal, Friends Will Be Friends, Somebody To Love, Spread Your Wings (otra ilustración de Frank Kelly Freas), Bicycle Race y Body Language.


Ayó.