El Blog de Queen

El sitio de Freddie Mercury, Brian May, Roger Taylor y John Deacon

La carrera solista de Brian May

Author: Sin Comentarios Share:


Hola a todos los contertulios queeneros. Después de la inusitada discusión que se dio con motivo de Queen y las drogas, sigo con el blog. No doy mi opinión sobre el tema porque… dudo que le interese a alguien.

Prosigo entonces.

En mis momentos de inspiración y cesantía estival, me las doy de cronista y escribo sermones de dudosa calidad. Ya lo hice con las carreras solistas de Freddie Mercury y Roger Taylor. Ahora es el turno del queenero que desde sus inicios en la Reina se jactó de ser un auténtico chascón. Y hasta el día de hoy, ya con 60 años cumplidos, sigue en las mismas. Hablo del maestro Brian May.

Es que era natural que una persona que creó más del 30% de las canciones de Queen, muchas de ellas, creaciones colosales, tuviera el cacumen como para hacer canciones en su ámbito meramente solista. Que bien saben los hinchas de May, es de una calidad inobjetablemente soberbia.

En su carrera solista, May fue muy prolífico y productivo. Colaboró con muchos artistas. De los 4 “queenies”, fue el más activo y participativo en ese ámbito, con apariciones en trabajos de artistas conocidos y rebuscados. Es más, hasta ayudó a Anita Dobson como productor de un disco de la actriz: Talking Of Love. Seguramente pronto hablaré de la desapercibida carrera de Dobson.


La performance del chascón solista empezó en 1983, uno de los años menos activos de la Reina. Mientras Queen tenía un receso de 21 meses sin conciertos, May aprovechaba esa instancia para su primer proyecto en solitario. Un álbum lanzado el último día de octubre de 1983 y que se hacía llamar STARFLEET PROJECT. Atípico, eran sólo 3 canciones: Starfleet, Let Me Out y Blues Breaker, aunque esta última tiene la gracia de ser la canción queenera más larga, si incluimos todas las canciones de Queen y los queenies como solistas. Supera los 12 minutos. Esto cabe en lo cierto si se descuenta el track 13 de Made In Heaven, que dura más de 20 minutos pero no muchos toman en cuenta.

En estricto rigor, el álbum fue a nombre de “Brian May & Friends”. El más célebre de los amigos de May era Eddie Van Halen. El resto de la improvisada banda era conformada por Phil Chen en el bajo, Alan Gratzer en la batería y Fred Mandel en el piano.

El único single afin a este trabajo fue Starfleet, que tenía como B-Side a Son Of Starfleet, un remix instrumental de Starfleet.

Es casi un cliché decir en qué países sudamericanos apareció este disco: Argentina y Brasil. Los otros países hispanoparlantes implicados en este álbum fueron España y México.

Llamativo para este caso es el video promocional de Starfleet. Para esta era, el video pasa a ser rústico, un poco ridículo, pero al fin y al cabo, una joya del archivo.


Ese mismo año, Brian las oficiaría de “profesor” en su primer VHS: Star Licks Master Series. Este material fue subido al blog por el maestro Alan. En él, el chascón explica cómo realiza 18 solos de guitarra queeneros. Material digno para coleccionstas chascones.

Terminada esta aventura en solo, Brian siguió con su sapiencia en Queen, creando canciones como I Want It All, sólo por nombrar una de tantas. Se acabó la Reina pero Brian distaba de alejarse de la música.

En el año 1992, Brian May se mandó un acierto de aquellos. Es sólo una opinión personal pero Brian Harold concibió, a mi juicio, el mejor disco solista de cualquiera de los 4 integrantes de Queen. En serio. Hablo de la joya que es BACK TO THE LIGHT.

Su lanzamiento data del 21 de septiembre de 1992, y alcanzó en los charts británicos un interesantísimo 6º lugar. El tracklist de canciones era el siguiente: The Dark, Back To The Light, Love Token, Resurrection, Too Much Love Will Kill You, Driven By You, Nothin’ But Blue, I’m Scared, Last Horizon, Let Your Heart Rule Your Head, Just One Life y Rollin’ Over. En la creación de todas las canciones intervino May, a excepción del último track, Rollin’ Over, que data de fines de los años 60’s.

Los singles lanzados y paralelos al disco fueron: Driven By You, Too Much Love Will Kill You, Back To The Light, Resurrection y Last Horizon. Los primeros dos fueron los más exitosos en los charts del Reino Unido, alcanzando, respectivamente, los lugares 6º y 5º. Y claro, esos dos tracks tienen su historia: Driven By You aparecería 7 años después en un compilado queenero: GH3. Too Much Love Will Kill You saldría en 1995, en el discazo que es Made In Heaven. Aunque claro, esta canción pudo salir en el álbum The Miracle, pero problemas con los co-autores de la canción impidieron tal suceso.


A la hora de promocionar el disco, Brian May se empeñó en recorrer el mundo, tocando suelo en algunos países que no tuvieron el privilegio de ver en vida a la Reina, como Portugal, Uruguay, Turquía, Israel y Grecia, entre otros. Chile también fue uno de ellos. Brian tocó en suelo chilensis el tercer día de noviembre de 1992, sin embargo, no tuvo el éxito esperado. No es algo que me conste pero supongo que muchos de los que fueron a verlo ese día esperaban más material en Queen en desmedro de los tracks de Back To The Light. Así y todo, ese concierto de May en Chile pasó a la inmortalidad en un DVD del cual su máximo gestor fue el BredeBS y que pueden ver por acá.

De sus trabajos en vivo emanó un nuevo discazo: LIVE AT THE BRIXTON ACADEMY, del 7 de febrero de 1994. Este disco corresponde a la presentación de May en la Brixton Academy, en Londres, del 15 de junio de 1993. Algo así como un Live At Wembley ’86. El álbum estaba a nombre de “The Brian May Band”. Así como el “quinto Queen”, Spike Edney, ya había colaborado con Queen en algunos conciertos de mediados de los ochentas, y con Roger Taylor en The Cross, Edney también participó en esta banda que tenía como líder natural al chascón. Los demás integrantes eran Jamie Moses en la guitarra, Neil Murray en el bajo, Cozy Powell en la batería y Catherine Porter y Shelley Preston en los coros. Porter intervino, además, en los coros para Let Me Live, el tercer track de Made In Heaven.

En el año 1995, el chascón por excelencia lanzó un single exclusivo para territorio británico. Del 4 de marzo de ese año es THE AMAZING SPIDERMAN. Es otra de las canciones que tienen versiones hasta por si acaso: Mastermix, White Trouser Mix, Brown Trouser Mix y Sad Bit son algunas.

Llegamos al año 1998. En ese año Brian lanzaría otro trabajo solista: ANOTHER WORLD. No fue muy exitoso si lo comparamos con Back To The Light, pero es un disco con carácter de salvable y que vale la pena escuchar, sobre todo, si se es hincha de Mr. Pelucas. Las canciones de ese disco son: Space, Business, China Belle, Why Don’t We Try Again?, On My Way Up, Cyborg, The Guv’nor, Wilderness, Slow Down, One Rainy Wish, All The Way From Memphis y Another World.


Ese mismo año se lanzarían otros álbumes pero fuera del territorio del Reino Unido: Retro Rock Special (en Gringolandia) y Red Special (en Japón). En ambas ediciones, aparecen dos canciones que ustedes pueden escuchar en el reproductor del blog: Maybe Baby y Only Make Believe, dos covers de los años 50.

Turno es del año 2000 para un nuevo álbum de May: Furia. Un equivalente a Flash Gordon. Es un disco con las canciones de la banda sonora de la película francesa Furia. Y con muchos tracks: Furia Theme (Apertura), First Glance (Solo Flauta), Landscape, Tango: ‘Cuesta Abajo’, The Meeting (Solo Guitarra), First Kiss, Storm, Phone, Pursuit, Diner, Apparition, Arrest, Father And Son, Aaron, Fire, Gun (Solo Violín), Reggae: ‘Bird In Hand’, Killing, Escape, Go On, Dream Of Thee y Alternative Gun.

Un breve compendio de su carrera en solo, privilegiando el material editado en territorio británico, a continuación:

Álbumes

1983 Star Fleet Project
1992 Back To The Light
1994 Live At The Brixton Academy
1998 Another World
2000 Furia

Singles

1983 Star Fleet
1991 Driven By You
1992 Too Much Love Will Kill You
1992 Back To The Light
1993 Resurrection
1993 Last Horizon
1995 The Amazing Spider-Man
1998 Business
1998 Why Don’t We Try Again

Y se acaba la revisión solista del “genio incomprendido”. Faltó demasiado. Ya lo cité antes: netamente en el rubro de las colaboraciones musicales, May tiene un currículum avasallador, impensado para muchos, pero se tardaría demasiado en explicarlo. La relación entre Brian y la música es como una bicicleta y sus ruedas, como una uña y la mugre.

Dejo la pregunta de rigor…

¿CUÁL ES EL MEJOR DISCO O CANCIÓN SOLISTA DE BRIAN MAY?

Sus comentarios, por acá

Se entiende que el post es largo y poco fluido para leer, así que, para enmendar la cosa, pronto se viene un post que habla directamente de la “sapiencia queenera”. Estrictamente, de queeneros. Algo que pondrá a prueba qué tanto saben los queeneros de su banda, aparentemente, preferida.

Pero aún no finiquito el post, falta para eso.

PD: Si alguien quiere ver completo el video de Amarillo, pase por acá.

SEGUIR LEYENDO…

Previous Article

Seguimiento personal en Wembley

Next Article

¿A qué personaje querrías conocer?

You may also like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *