Intenciones de Queen + PR


Esta es una interesante crónica sobre Queen + PR que se hace llamar “Queen + Paul Rodgers ¿negocio necrófilo?”, escrito por alguien que se autodenomina Zelig y que viene de la revista Abuse Magazine. Este es un vulgar copy/paste, pero citando, claro está, la fuente, que está en este link.

Queen + Paul Rodgers ¿negocio necrófilo?

Después de una exitosa gira mundial a cargo del binomio Queen formado por Brian May y Roger Taylor, más el “incomprendido” Paul Rodgers, parece ser que se ha avivado el debate sobre hasta que punto es ético el utilizar el nombre del grupo sin John Deacon ni Freddy Mercury. No es que Queen sea la primera banda capaz de pasearse de gira sin su líder ya fallecido, pero lo que está claro es que en Queen no había un líder cualquiera, Mercury al dejar este mundo era ya una especie de semidivinidad.

Desde que May anunció por todo lo alto su retorno a los escenarios, los fanáticos de la leyenda británica se dividieron en dos bandos: los que aceptaban el poder disfrutar del legado del grupo sin su buque insignia, haciendo bueno el dicho de: “menos da una piedra”, y los que vieron como una profanación hereje el ver a unos Queen descabezados sin su irrepetible frontman.

Las quinielas estaban echadas: ¿Elton John? No, más allá del “Show Must Go On” no se luce, ¿Robbie Williams? No, si Queen se atrevían a fichar a Robbie probablemente un importante sector rockero les saltaría a la yugular… ¿George Michael? Tampoco, este hombre anda muy perdido últimamente y sólo da que hablar por temas de índole rosa… ¿Jeff Scott Soto? Sí, es el candidato perfecto pero… desengañémonos… ¿quién coño sabe quién es Scott Soto?, al chico le falta nombre. Al final ni unos ni otros, Paul Rodgers, la leyenda británica de la cual Mercury era fan y una de las voces definitivas del rock.

Paul posee una voz alejada y diferente de los registros del divo, ideal para evitar odiosas comparaciones y vender la vuelta como un homenaje. Tras la eterna discusión entre unos y otros, los números avalan este tour: la gira ha sido un rotundo éxito, y es que la clave reside en la jugada comercial de vender la moto como QUEEN, si el invento fuera Taylor+May Tour los recintos llenados serían de menor capacidad.

Y tras la gira llega el disco, y dentro de unos meses cae el DVD. No pude asistir al concierto debido a motivos varios pero recientemente me hice con el disco en directo Return Of The Champions y, la verdad es que el resultado es más que remarcable. Muy a pesar del negocio evidente Queen es una banda atemporal y es una lástima que nuevas generaciones no puedan disfrutar del directo de uno de los legados musicales imprescindibles. No está Mercury pero en el CD continúa existiendo esa magia que siempre caracterizó al cuarteto inglés. Rodgers se muestra versátil y sale airoso en muchos temas, si bien May y Taylor toman micrófono y cantan antiguos hits.

Es remarcable el hecho de que se hayan incluido muchos cortes poco conocidos por el gran público, ese que no va más allí del recopilatorio PRYCA, de lo que suena en la radio o desconoce porque no hay videoclip en la MTV. Es también remarcable el dar cabida a la monumental carrera de Rodgers con las excelentes “All Right Now” o “Wishing Well”, quizá más de uno descubra ahora a Free y a Bad Company y eso os aseguro que a Mercury le hubiese encantado.

En estos tiempos que corren hemos visto a los Doors sin Morrison y a Thin Lizzy sin Phil Lynott muy a pesar de sus más acérrimos fanáticos y la verdad es que ha valido, y mucho, la pena. ¿Debe quedar toda la discográfia Queen únicamente en compactos y vinilos?, ¿no es lícito sacarla de paseo bajo el nombre Queen? Sinceramente, hay generaciones enteras que soñaban con algo así, y aunque sea un sucedáneo… mata el gusanillo.

Lo más criticable de Queen no es esta gira sino la caída en el mercantilismo capaz de montar musicales de teatro, asistir a desfiladas de Versace con concierto incluido al lado de Mandela y de Bono, auténticas jugadas que mezclan publicidad de marcas publicitarias que juegan con personajes como los citados Mandela, Bono o May para vender.

Y es que a pesar de los pesares la banda lo escribió tiempo ha en una de sus más míticas canciones: El show debe continuar… muy a pesar de que el showbusiness también.

Zelig

Bueno gente, espero sus opiniones. Seguramente hay muchos que se sintieron identificados. ¿Están de acuerdo con el autor de la crónica en su contenido?.

Saludos.